17 de diciembre de 2013 / 12:12 a.m.

 

Ciudad de México.- Luego de la tragedia ocurrida hace más de cuatro años en una bodega de la Secretaría de Finanzas de Hermosillo, Sonora y que se extendió a la guardería ABC, la Procuraduría General de la República (PGR) cuenta con elementos para suponer que el incendio fue provocado.

Funcionarios de primer nivel de la PGR dijeron que la averiguación previa que se inició hace siete meses a petición de la organización Manos Unidas por Nuestros Niños, ha arrojado pruebas de que el siniestro no tuvo su origen en un sobrecalentamiento en el sistema de enfriamiento de la bodega.

Por lo anterior, la institución contratará los servicios de una empresa con sede en Inglaterra para que practique un nuevo peritaje, compañía de la que aseguraron es una de las mejores a escala mundial en la investigación de causas que dan origen a conflagraciones.

Sin embargo, dejaron claro que a pesar de que cuentan con indicios para creer que el incendio sí fue provocado en la bodega donde se guardaba papelería de la Tesorería estatal, no tienen pruebas para asegurar que el objetivo del incendio era dañar a los niños de la guardería.

Cabe señalar que Manos Unidas por Nuestros Niños acusó a ex servidores públicos de Sonora como los responsables de provocar las flamas en la bodega contigua a la estancia infantil, porque según tenían el propósito de desaparecer documentación del Fideicomiso Sonora Proyecta, el cual tiene que ver con el manejo de una deuda de más 10 mil millones de pesos durante el gobierno de Eduardo Bours.

Los funcionaros de la PGR comentaron que la documentación de ese fideicomiso y de otras operaciones de la Tesorería estatal, está digitalizado; aun así, abundaron, se continuará investigando la posibilidad de intentar desaparecer documentación oficial.

Ante el número de pruebas que cada vez más van recabando, el caso puede dar un vuelco en la primavera de 2014.

REDACCIÓN