23 de noviembre de 2013 / 02:10 a.m.

San Pedro.- En medio de la polémica por las declaraciones sobre el blindaje de seguridad en San Pedro, el Gobierno del Estado reconoció que los índices delictivos en este municipio si registran una tendencia a la alza.

“Lo que queda muy claro es que en el municipio de San Pedro ha habido una alza en algunos de los delitos, lo hemos dicho en cada una de las conferencias que damos cada mes.

“Hemos estado trabajando junto con el municipio y las fuerzas federales para poder mejorar las condiciones y poder bajar los índices a lo que estuvo sucediendo en años anteriores, indicó Jorge Domene, jefe de la Oficina de la Gubernatura.

No obstante, el funcionario estatal señaló que la administración no entraría al debate sobre este blindaje, que el presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso local, Francisco Cienfuegos, ligó a un grupo delictivo.

El legislador sostuvo que todos los que conformaban el llamado grupo rudo de seguridad creado por el ex alcalde Mauricio Fernández Garza se encuentran tras las rejas, situación sobre la cual Domene rechazó comentar.

“Nosotros hemos siempre trabajado buscando que se den las condiciones para que esto como en San Pedro y en otros municipios, pueda darse en una situación de paz y de tranquilad, entrar a blindajes, entrar a este tipo de especulaciones cuando no hay una constancia, no es una postura que el Gobierno vaya a tener opinión”, precisó.

El funcionario recordó que desde hace varios meses se brinda apoyo adicional a San Pedro mediante patrullajes del Ejército Mexicano y de Fuerza Civil.

“Todo nace de la responsabilidad que tiene en este caso un municipio para poder tener la vigilancia adecuada y las condiciones; han solicitado ayuda a Fuerza Civil, en algunos casos al Ejército para poder fortalecer y redoblar en algunos casos la vigilancia, lo cual hemos estado haciendo desde hace más o menos tres meses”, explicó.

Esta semana, al presentar el balance mensual delictivo, la iniciativa privada de Nuevo León hizo hincapié en el incremento de delitos en San Pedro, principalmente los patrimoniales, y lamentaron que el blindaje que existía en la pasada administración concluyera.

La declaración generó un reclamo tanto del propio municipio como de diputados locales, que cuestionaron el sentido de estas palabras, al poner de manifiesto que esa protección provenía de una fuerza ajena a las oficiales del estado o la federación.

Luis García