23 de junio de 2013 / 10:34 p.m.

Chiapas • Con el permiso de los antiguos dioses mayas, alrededor de dos mil indígenas de 42 grupos étnicos distintos se reunieron en el municipio de Salto del Agua Chiapas para rendir tributo a la "madre Tierra" e iniciar la reforestación de la zona con la siembra de más de mil árboles.

Con un rito ceremonial en el que se invocó a las deidades mayas del pasado para favorecer la reconexión del "corazón con el planeta", este domingo se dieron cita en las márgenes del río Tulijá miembros de diversas etnias como la Tzeltal, Tsotzil, Tojolabal, Lacandona, Mam, Zoque e, incluso, los denominados "Hombres Cuervo", así como representantes de la Fundación Chiapas Verde y algunos alcaldes de extracción indígena.

Con este acto, los grupos étnicos originarios de México también rindieron ofrendas "al abuelo fuego" para anclar la luz, el espíritu y la conciencia ecológica y para la activación y transformación de la conciencia representadas en una danza ritual en torno a un altar ceremonial.

Para coronar el tributo, miembros de la Fundación Chiapas Verde liberaron iguanas, venados y ocofaisanes. Leonardo Rafael Guirao Aguilar, en voz de esa organización, hizo un llamado a la sociedad para impulsar esta cruzada estatal a favor de la naturaleza.

Durante la ceremonia unos 200 asistentes se dieron a la tarea de sembrar alrededor de mil árboles.

HERMES CHÁVEZ