El representante legal, Francisco Fernández, aseguró que el lugar contaba con las salidas de emergencia necesarias, todas ellas funcionales al momento de la tragedia, y desmintió la existencia de un muro falso que obstruyera una de ellas, declaración que calificó de “"leyenda urbana!"”.
9 de enero de 2013 / 05:47 p.m.

Monterrey, Nuevo León.- A más de un año y cuatro meses de la tragedia ocurrida en el casino Royale, las cámaras de Telediario ingresaron al inmueble ubicado en Avenida San Jerónimo  para conversar con el representante legal de los dueños del lugar, Francisco Fernández Hasbun, quien expresó su solidaridad con las familias de las víctimas, y ofreció sus disculpas luego de que la remoción de las ofrendas por los deudos fueran objeto de la crítica social.

 

En relación al futuro del edificio Fernández Hasbun, señaló que los dueños del mismo solicitarán a su aseguradora un avalúo de los daños en el inmueble, para realizar el reclamo correspondiente, e invitó a los involucrados en el caso a conversar con ellos para analizar la posibilidad de realizar un memorial para las víctimas del incendio.