10 de julio de 2013 / 09:37 p.m.

Ciudad de México • La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que las empresas o personas que busquen introducir carros chocolates al país, deberán cumplir con todos los requisitos que marca la ley.

Indicó que la normatividad que existe no contraviene la Constitución ni el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN).

Con esto se pondrá fin a un sinnúmero de amparos que han promovido quejosos, quienes han impugnado porque no se les permite introducir a México vehículos de segunda mano de procedencia extranjera, particularmente de Estados Unidos.

La Primera Sala declaró también constitucional que las normas impugnadas impongan determinadas condiciones ambientales a la importación definitiva de vehículos usados, toda vez que consideró que la protección al medio ambiente es una finalidad constitucionalmente válida.

El fallo derivó de la negativa de amparo a tres empresas que impugnaron diversas normas que regulan la importación de vehículos usados.dio ambiente es una finalidad constitucionalmente válida.

RUBÉN MOSSO