19 de septiembre de 2013 / 01:39 a.m.

Allende.-   • Los daños por el paso del huracán “Ingrid” por NuevoLeón han dejado a casi toda la población de Allende sin agua potable, al afectarse la toma principal del río Ramos, por la creciente.

El alcalde de Allende, Jaime Salazar Marroquín, preocupado por lo que representa la falta del líquido, señaló que se complica ubicar el punto del daño debido a lo crecido del río Ramos y lo difícil subir al cerro, por el lodazal.

“Hace unos momentos nos informaron de Agua y Drenaje que la acequia que conduce el agua del Diente, hacia la planta potabilizadora, está cortado el suministro, desconocemos el problema”.

La cabecera municipal de Allende aparte tiene dos pozos artesanos, los cuales están conectados a la planta, pero sólo da servicio con baja presión a un 20 por ciento de la población, que es de 32 mil habitantes, así lo señalo el munícipe.

“Se está tratando de dosificar el agua en ciertas horas a una colonia, otras horas a otra colonia”, mencionó.

En el área rural de Allende, 16 comunidades han resultados afectadas por daños en carreteras, deslaves, crecida de arroyos y 300 familias de esos lugares han perdido todo su patrimonio, o parte de sus aparatos eléctricos o domésticos.

Brígido Aguilar