OSCAR RODRÍGUEZ
2 de abril de 2013 / 01:47 a.m.

 Oaxaca de Juárez • En 172 comunidades vulnerables inició en Oaxaca la Cruzada contra el Hambre que es apoyada con la estrategia de cocinas comunitarias aplicadas dentro de la política social del propio gobernador Gabino Cué.

El Secretario de Desarrollo Social y Humano del gobierno estatal, Gerardo Albino González, detalló que en las referidas poblaciones se encuentran concentrados los indicadores más bajos de marginalidad, pobreza y precariedad alimentaria del estado.

Mencionó que el gobierno de Gabino Cué decidió valer el componente de cocinas comunitarias, fortalecerlos y ampliar para dotar de opciones de vida a las familias de carecen de los indispensable y necesario que es la alimentación.

“Crees que lejos de dotar a las familias de despensas, lo útil es ingresarlos a un esquema donde tengan acceso a recibir las tres comidas del día de manera gratuita”.

Albino González, urgió al gobierno federal que encabeza el Presidente Enrique peña Nieto impulsar dentro de sus acciones de combate a la pobreza, políticas públicas, armónicas y ordenadas que eleven el ingreso y el número de empleos generados en zonas de alta marginalidad ubicadas en los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

“Creemos que en esta Cruzada Nacional contra el Hambre se debe seguir las recomendaciones que exigen el Consejo Nacional de Evaluación (Coneval), que exige desarrollar acciones conjuntas de los tres niveles de gobierno para reducir los indicadores de desigualdad social del país dirigidas a elevar el ingreso y el empleo de las familias ubicadas en condiciones de precariedad

Actualmente hay una gran dispersión de las acciones que no permite que se logre grandes objetivos y resultados”.

Consideró que en este punto se debe también continuar con mantener un crecimiento sostenido de las inversiones para abatir rezagos en infraestructura, principalmente agua, luz, drenaje y alcantarillado.

Detalló que la concurrencia de las acciones para enfrentar la pobreza evitara que en el futuro se sigan pulverizando los recursos, existiendo un esfuerzo extraordinario para reducir las metas de abatimiento de la pobreza en el corto plazo.

“Creemos que la tarea contra la pobreza no solo debe quedar bajo la tutela de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), deben haber una labor de todas las instituciones estatales, federales y municipal para dirigir una labor conjunta y ordenada”.

Como dato adicional precisó que dentro de los retos del milenio marcados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), tan solo en los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, tienen un plazo mínimo de un año para reducir sus indicadores de mortalidad materna e infantil.

Detalló que el reto de Oaxaca para el próximo año 2013, es consolidar las acciones impulsadas para atender los rezagos de las 25 principales microrregiones no solo para pegarle al tema del rezago caminero, y los circuitos regionales, sino también fortalecer la acción al fortalecimiento del sector agropecuario, con una inversión sostenida por año de 2 mil millones de pesos.

Indicó que como prioridad se atenderán tres microrregionales estratégicas entre ellas Chimalapas, la zona Triqui y la Sierra Sur, donde ya se tienen previsto para el nuevo año valer una inversión de 700 millones de pesos.

Añadió que tan solo para modernizar las carreteras de las zonas se requieren inversiones de poco mas de 8 mil a 10 mil millones de pesos.

Detalló que actualmente en el país hay más de mil programas orientados a combatir la pobreza, de los cuales en Oaxaca hay 11 ejes prioritarios dentro de la estrategia Bienestar que conjunta los esfuerzos de 120 nacionales que tienen un financiamiento superior a los mil millones de pesos anuales.

“El reto en el futuro es alinear a la mayoría de los programas que nos hacen falta y están diseminados para generar una acción más coordinado y de alto impacto para mermar los indicadores de miseria”.

Albino González, adelantó que será este 2013 que se conozcan por parte de Coneval los impactos que ha tenido la política social del gobernador Gabino Cué, luego de las acciones consolidadas mediante la política Bienestar.