2 de enero de 2013 / 02:40 p.m.

Monterrey, Apodaca y Guadalupe  El inicio del 2013 se tiño de sangre debido a diversos hechos violentos que cobraron la vida de siete personas en Monterrey y su área metropolitana, en la mayoría de los casos el común denominador fue el uso de armas de fuego para acabar con la vida de las víctimas.

En el primero de los acontecimientos, nuevamente sujetos armados sembraron terror en la popular colonia conocida como Tierra y Libertad, donde ante la mirada de vecinos que ya festejaban el fin de año, acribillaron a ocho jóvenes, tres de los cuales perdieron la vida.

Los pistoleros llegaron a bordo de tres camionetas, según relataron testigos, y se estacionaron en el cruce de las calles Unidad Popular y Liga Femenil y sin piedad accionaron las armas de grueso calibre contra la humanidad de los ocho jóvenes que se encontraban platicando en una esquina.

El hecho fue reportado a las 20:45 del pasado lunes por los vecinos, quienes quedaron horrorizados al ver la forma como atacaron a los jóvenes.

En el lugar quedaron sin vida dos hermanos identificados como Jesús Guadalupe y Gerardo Flores Reyes, de 22 y 31 años, respectivamente, mientras que los otros cuatro amigos fueron auxiliados y trasladados al hospital Universitario.

Durante las primeras horas del ayer, en el mismo nosocomio perdió la vida la tercera víctima que resultó ser un menor de 17 años de edad, identificado como Jonathan Alejandro Vázquez Ortiz.

Por otra parte, mientras celebraba con su familia el inicio del 2013, un joven fue asesinado a puñaladas por varios sujetos que llegaron hasta su vivienda y sin motivo aparente lo atacaron durante los primeros minutos de este año.

El crimen fue reportado poco después de la medianoche frente al 207 de la calle Río Tuxpan de la colonia Pueblo Nuevo, en Apodaca.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja de Apodaca, quienes revisaron al joven, pero ya no presentaba signos vitales.

La víctima fue identificada como Óscar Oziel Sánchez Rosales, quien contaba con 28 años de edad, según la información que los familiares dieron a las autoridades.

En otro ataque con arma blanca, un hombre fue asesinado a machetazos cuando se encontraba en los festejos de Año Nuevo con un grupo de amigos, con los que comenzó a discutir al calor de las copas.

Los hechos sucedieron poco después de las 04:30 de ayer en una vecindad que se ubica en las calles Sinaloa y Nueva Independencia, de la colonia Independencia.

Al lugar de los hechos fueron enviados los paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey, quienes valoraron al lesionado que se encontraba en estado grave.

La víctima es Pablo Efraín Valle Esparza, de 32 años de edad, según los datos que proporcionó su esposa Ariana Maya Garcés, de 26 años de edad.

Por la noche nuevamente la colonia Tierra y Libertad fue escenario de un crimen, cuando de tres disparos un hombre fue asesinado, según los primeros informes, los hechos ocurrieron a las 21:30 horas, en el cruce de las calles 2 de Octubre y Villaldama, donde un hombre, quien se encontraba parado en la esquina, fue atacado por un grupo de personas que viajaba a bordo de un taxi.

El ahora occiso fue identificado como Gerardo González Garibaldi de aproximadamente 31 años de edad, quien tenía su domicilio en esa colonia.

Por último cuando se encontraba cenando en un restaurante en el municipio de Guadalupe, un supuesto cliente fue asesinado a balazos.

Los hechos se registraron alrededor de las 22:30 horas en el negocio denominado La Faena Restaurante & bar el cual se encuentra ubicado en las calles de Pablo Livas y Magnolia en la colonia Mirasol, en el municipio de Guadalupe.

El ahora occiso fue identificado como Francisco Hernández Torres, quien contaba con 42 años de edad.

Claves

Diversas causas

- Con diferencia de poco más de 12 horas en las calles de Tierra y Libertad suceden dos hechos violentos con reporte de cuatro personas muertas a manos de grupos armados.

- En el homicidio registrado en Pueblo Nuevo, las autoridades descartan esté relacionado con la delincuencia organizada; lo atribuyen a viejas rencillas entre pandilleros.

- Mientras que en el crimen de la Independencia, según las primeras investigaciones la causa podría ser una discusión de borrachera entre los residentes de una vecindad.

— REDACCIÓN