12 de junio de 2013 / 04:15 p.m.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se dijo contento por el inicio de la cuenta regresiva para la celebración del evento más importante del futbol, la Copa del Mundo, que arrancará en Brasil el 12 de junio de 2014.

Al no poder asistir a la presentación del reloj que marcará la cuenta regresiva para el inicio de la más grande fiesta del balompié mundial, el directivo de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) mostró su alegría de que falte cada vez menos tiempo para que llegue el crucial momento.

"Soy un presidente feliz porque ya falta únicamente un año, lo cual supone un hito destacado. Brasil, que tiene 200 millones de personas y constituye la sexta economía más importante del mundo, es como un continente, una potencia no sólo en lo futbolístico, sino también en lo económico", declaró.

El dirigente del máximo organismo del balompié mundial aseguró que este evento, que regresa a Brasil luego de 64 años, será un momento importante para la sede ya que supone la unión del mundo por medio del deporte.

"Estoy convencido de que uno de los legados que dejará el certamen es el de contribuir a que este país se convierta en una potencia también en el ámbito de los valores sociales y culturales. Porque en un país tan multicultural, el Mundial no hará sino unir a la gente", consideró.

Asimismo, Blatter señaló que "en el futbol no hay diferencias ni clases sociales".

Por otro lado, se mostró satisfecho con las sedes que albergarán desde el próximo fin de semana la Copa Confederaciones, por lo que se dijo entusiasmado de estar presente en este certamen previo al Mundial.

"He visto imágenes de los estadios, y tengo que felicitar a los arquitectos responsables. Los coliseos son como joyas repartidas por las diferentes sedes del certamen.

"Estaré encantado de tener la oportunidad de viajar a Brasil con motivo de la Copa FIFA Confederaciones, y de poder visitar todas estas ciudades", finalizó el directivo del máximo organismo del balompié.

Notimex