9 de mayo de 2013 / 07:07 p.m.

La Defensoría de los Derechos Humanos de Oaxaca inició un proceso de investigación contra la Comisaría de Seguridad y Vialidad del ayuntamiento de la capital por el uso desproporcionado de la fuerza pública que se ejerció para disuadir a un grupo de manifestantes que realizaron actos vandálicos durante las protestas del 1 de mayo.

""El actuar de la policía municipal disparando al aire en contra de civiles fue considerado como un acto desproporcionado y fuera de protocolo"", consideró el Ombudsman Arturo Peimbert Calvo.

Adelantó que ha solicitado informes y videos para robustecer una investigación que se ha iniciado y que terminaría con una recomendación para que se apliquen las medidas correctivas contra los uniformados involucrados en los hechos.

""He escuchado algunas opiniones de diferentes mandos de la policía tanto municipal como estatal de que inclusive es permisible el uso de armas de fuego en algunos tema de disuasión, y yo pido a los mismos mandos a que revisen los últimos acuerdos tratados por México a nivel internacional en el manejo de protocolos y de proporcionalidad del uso de la fuerza pública. De tal suerte, que nosotros consideramos que nunca va ser recomendable utilizar el uso de armas de alto poder o de fuego en cualquier situación con características disuasivas"".

Peimbert Calvo también sancionó la actuación ejercida por particulares, principalmente por aquellos miembros de una organización social que reventaron ventanales de restaurantes estando en los sitios menores de edad.

""Tenemos presentadas unas quejas por ciudadanos, una por los padres de un menor al que le cayeron encima los ventanales de una negociación, cuando los cristales fueron destrozados por piedras lanzados por un grupo de manifestantes, poniendo en riesgo su vida"".

Dijo que cuando se pone en riesgo la vida de un menor, por cualquier situación, no hay justificación que valga, aunque se diga que se defienda ideas, por lo que se inicio un procedimiento de investigación, pidiéndole a las autoridades encargadas de impartir y administrar justicia al actuar con firmeza contra los responsables, en este caso los miembros de la organización que cometió los actos vandálicos.

""Vamos a exigir que se haga valer una investigación bajo debido proceso, para que los implicados en los hechos sean castigados con todo el peso de la ley"".

En su análisis el pasado 1 de mayo durante las manifestaciones conmemorativas, hubo desproporcionalidad, tanto del uso de fuerza pública municipal, como excesos en las protestas de los manifestantes, que incluso, estuvieron a punto de generar pérdidas humanas.

 — OSCAR RODRÍGUEZ