12 de octubre de 2013 / 05:10 p.m.

Monterrey.- Por séptimo año consecutivo, Grupo Multimedios y Cáritas de Monterrey lanzaron la cruzada Mano con Mano, que en esta edición busca recaudar más de 32 millones de pesos en apoyos en efectivo y especie.

Como reza el slogan del programa, autoridades del Gobierno del Estado, municipio de Monterrey, universidades, iniciativa privada, la Iglesia y cientos de voluntarios pusieron en marcha este sábado el plan de acción.

 Todos los donativos se acopiaran hasta el 23 de noviembre, día en que se cerrará el programa con un maratón por la señal de Multimedios Televisión.

“No podemos permanecer indiferentes ante las necesidades de quienes son nuestros hermanos, ver en ellos alguien como somos nosotros, por eso es bien importante”, destacó el presidente de Cáritas de Monterrey, Marcelo Canales Clariond.

“El esfuerzo que se pone, la suma de granos de arena han conformado un gran mar que ayuda a medio millón de personas, de las personas más pobres entre los pobres, este es un trabajo que se hace en Cáritas”, expresó Ruperto González, presidente de la Fundación Multimedios.

Lo recaudado servirá para la atención de enfermedades como cáncer, insuficiencia renal, derrames cerebrales, trasplantes e implantes, además del ataque puntual a problemas de alimentación.

Las oportunidades de apoyar serán múltiples, pues las parroquias Arquidiócesis de Monterrey, las instalaciones de Cáritas y 12 supermercados fungirán como centros de acopio.

Habrá boteo en 34 cruceros de Monterrey, Guadalupe, San Nicolás y San Pedro, recolección de medicamentos en consultorios y farmacéuticas y se aceptaran transferencias electrónicas, depósitos bancarios y recolección domiciliaria de apoyos.

“Pedir, dar, recibir, agradecer, es lo que vamos a hacer en esta campaña, vamos a pedir para que nos den, vamos a recibir para agradecer, porque no pueden quedar separadas estas dos cualidades muy humanas”, sostuvo el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera.

El estado anunció que aportará 20 toneladas de ayuda diversa, en tanto que la UdeM se comprometió a elevar el acopio entre sus alumnos.

Luis García