10 de enero de 2013 / 04:12 p.m.

Nuevo León ha tenido un inicio de año violento, al registrar en sus primeros nueve días 44 ejecutados, volviendo a estándares de índices de criminalidad que se tenían en 2010.

En tanto, las policías preventivas, la estatal y municipales siguen estando disminuidas por las depuraciones del control de confianza y debido a las renuncias de elementos que llegaron del centro y sureste del país.

Si bien 2012 cerró con una baja global de alrededor del 31 por ciento en la cifra de ejecutados, el incipiente enero se ha teñido de rojo desde que inició.

El año pasado, meses como noviembre, junio y julio registraron números de víctimas conservadoras con respecto a 2011, con 40, 56 y 68 ejecutados, mientras que en 2011 hubo meses con más de 200 muertes.

DESDE DICIEMBRE, VAN 112

En nueve días del año, las 44 ejecuciones superan ya el 50 por ciento de los 68 crímenes de este tipo registrados en diciembre.

En tanto, desde el inicio de la naciente administración federal, del 1 de diciembre a la fecha el número de muertos relacionados con el crimen organizado llegó a 112.

De acuerdo con declaraciones del secretario de comunicación del Gobierno Estatal, Jorge Domene Zambrano, las jornadas violentas obedecen al enfrentamiento entre grupos antagónicos de la delincuencia organizada, básicamente por el narcomenudeo.

Las disputas sangrientas en la entidad acontecen en un momento posterior al que el Gobierno Federal hizo un retiro importantes de tropas de fuerzas federales.

A nivel nacional Nuevo León es la cuarta entidad con más víctimas mortales por el crimen organizado.

En 20011 fueron asesinadas mil 827 personas mientras que el año pasado la cifra quedó en unas mil 260.

 — ALEJANDRO SALAS