2 de marzo de 2013 / 01:47 a.m.

Primeramente se hizo una revisión en los mercados y establecimientos para verificar que no estén abusando del precio del huevo, misma que implementarán en los negocios de pescados y mariscos.

 Monterrey.- • En días recientes, la Procuraduría Federal del Consumidor amonestó a 16 negocios por abusar en el precio de venta de huevo, que aprovecharon la situación que impera en las granjas nacionales donde se ha detectado gripe aviar.

El nuevo delegado de la PROFECO, Jorge Alberto Salazar Salazar informó que arrancó su administración con un operativo en los mercados y establecimientos para verificar que no se aprovechen de la población que consume este producto básico en la dieta mexicana.

Aclaró que no solo están revisando los puntos de venta, sino toda la cadena de comercialización.

En los negocios, ubicados en diferentes partes del área metropolitana se colocó un anuncio en color verde fosforescente con la leyenda "Este establecimiento está sujeto a un procedimiento administrativo de verificación por posibles violaciones a la ley federal de protección al consumidor".

"Detectamos 16 establecimientos que tenían algunas variaciones, algunos de aumento y no tenían los precios exhibidos, se colocaron algunos sellos de advertencia los cuales establecen que se está iniciando un proceso administrativo y así el consumidor puede darse cuenta que ahí hay una violación a la ley", informó el delegado.

El precio en el mercado de la tapa de huevo va de los 40 a los 60 pesos, y aunque la Profeco no puede determinar un costo, si revisa la variable de ganancias de los comerciantes.

"Le pedimos la facturación a la persona, y si hace 15 días te lo daban a cada cantidad y tu lo vendes a un margen de tanto, y ahora sigues con ese mismo margen, aunque este más alto no cometes ninguna irregularidad", dijo.Vigilantes en cuaresma

También los comerciantes de pescados y mariscos, y restaurantes de este giro serán vigilados en próximos días, adelantó.

Para evitar que incrementen los precios sin control, verificarán los precios antes mediante un operativo y después regresarán en plena semana santa para corroborar que no se abuse de los consumidores.

"Ya hubo primera visita para detectar precios de antes, ya en las fuentes que conocemos estaremos volviendo a revisar los puntos para cerciorarnos que no haya aumentos", dijo.

Con herramientas como la revista de la Profeco y la aplicación para teléfonos móviles se pretende generar conciencia de un consumo responsable.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS