11 de septiembre de 2013 / 09:04 p.m.

Luego de ser aprobada la norma modificada sobre desarrollo por parte del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional del Futbol Asociación (FIFA), en marzo pasado, este sábado inicia en Nueva Zelanda el primero de 11 seminarios como parte de un histórico proceso consultivo con las asociaciones miembros.

Será la primera cita para las organizaciones que discutirán en Auckland las reformas en la gobernabilidad del futbol que empezaron en el Congreso de la FIFA de 2011.

Al respecto, el secretario general de la FIFA, el francés Jérôme Valcke, señaló que la federación quiere "escuchar a nuestras asociaciones miembros. Ellas son las que tienen las necesidades, y nosotros trabajamos para ellas".

De la misma forma indicó mediante la página web oficial de la FIFA, que "si las reformas no se aplican en las asociaciones miembros, nada cambiará en el mundo del futbol. Todo lo que hemos hecho se resume en dos palabras: transparencia y cumplimiento. Todo esto debe hacerse desde la base de las asociaciones miembros".

La sesión en Nueva Zelanda tendrá como objetivo la planificación, aplicación y priorización de los proyectos de desarrollo de la FIFA, teniendo en cuenta la normativa modificada sobre el desarrollo, que se discutirán en tres días donde estarán presentes presidentes, secretarios generales y directores técnicos, así como miembros de la OFC (Oceanía).

Las nuevas reformas entrarán en vigor de manera obligatoria a partir del 1 de enero de 2015, por lo que estos once seminarios facilitarán a los miembros el proceso de aplicación de las mismas.

"Lo que estamos haciendo en desarrollo no es sólo construir instalaciones futbolísticas. Estamos entrando en la sociedad, pues incluimos educación, sanidad y profesionalización en nuestros programas (?). El fútbol es más que un juego. No podemos cambiar el mundo, pero con nuestros programas podemos ayudar a la gente a llevar una vida mejor", comentó Valcke.

El segundo seminario sobre el desarrollo se realizará del 23 al 27 de septiembre en Costa Rica.

NOTIMEX