25 de febrero de 2013 / 02:45 p.m.

Docentes de la sección 29 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) iniciaron hoy un paro indefinido de labores, con lo cual dejaron sin clases a más de 500 mil estudiantes de preescolar, primaria y secundaria.

Jóvenes y niños tuvieron que regresar a sus casas, al encontrar cerrados los planteles, donde fueron colocados avisos del SNTE en los que se pide la comprensión de los padres de familia.

El dirigente de la sección 29 del SNTE, Guadalupe Arias Acopa, señaló que el paro es para exigir respeto a la dignidad y autonomía sindical, a los derechos laborales de los maestros y instalación del escalafón.

Indicó que las autoridades estatales educativas obstaculizan la recontratación de docentes y los condicionan por su filiación sindical, pues supuestamente la mayoría de los nuevos funcionarios son del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación en Tabasco.

Consideró que este día puede solucionarse el conflicto si se instala una mesa negociadora, pues hay respeto hacia el gobernador Arturo Núñez y no se trata de un asunto político sino de respeto sindical.

Por su parte, el SITET y el Sindicato de Trabajadores de la Educación de México en Tabasco no se sumarán a este paro laboral, aunque el número de sus agremiados resultará insuficiente para evitar el paro general del SNTE.

Por su parte, el gobernador Arturo Núñez Jiménez consideró que todas las peticiones de la sección 29 del SNTE "son atendibles, posibles de resolverse a través del diálogo".

Confió que este lunes se establezcan mesas de trabajo y se dirima el problema, para que se normalicen las actividades educativas, se eviten más protestas y ausentismo docente.

Recalcó que es preocupante esta medida por parte del magisterio, ya que se da en medio de la Primera Semana Nacional de Vacunación y es necesario que los alumnos estén en las aulas para que el personal del sector salud les aplique las dosis que les correspondan de acuerdo a la edad.

Notimex