9 de noviembre de 2013 / 12:07 a.m.

Monterrey.- El disparo anual de las enfermedades respiratorias todavía no se presenta, pero un viejo conocido ya fue detectado por la Secretaria de Salud, lo que elevó la alerta entre la autoridad.

Se trata de la influenza en sus distintas variantes, que ya afectó a 6 regiomontanos en los últimos días, por lo que el llamado es a que todos los niños, adultos mayores, personas con padecimientos crónico degenerativos y mujeres embarazadas acudan a la brevedad a recibir la vacuna.

“Ya aparecieron los primeros casos de influenza, ya confirmados, 5 de ellos H1N1 de tipo A, H3N2 (el otro), estamos en la vacuna, muy oportuno que se acerquen”, puntualizó Jesús Zacarías Villarreal, secretario de Salud.

El sector salud tiene una meta de un millón 100 mil dosis para el presente año, que de cumplirse, reducirá en gran medida los casos entre la población estatal.

Hasta el momento, los 6 casos de influenza detectados han sido ambulatorios, lo que indica que la temporada fuerte de infecciones respiratorias ha iniciado.

Villarreal Pérez explicó que hay un período de incubación para estas enfermedades, y pronosticó que en 7 días se incrementaran las consultas.

Al igual que en otros años, las recomendaciones son no auto medicarse, lavar manos con agua y jabón constantemente, no exponerse en forma innecesaria a las bajas temperaturas y consultar al médico de inmediato ante la presencia de cualquier síntoma.

COMBATEN BROTE

Tras la denuncia presentada por padres de familia de la escuela primaria Batallón de San Blas, la Secretaria de Salud inició el combate al brote de piojos registrado en el plantel.

Jesús Zacarías Villarreal, titular de la dependencia, informó que personal sanitario se haría presente en las instalaciones para revisar a todos los niños y dar tratamiento a quienes lo necesitaran, con la advertencia que no corren riesgo de enfermedad alguna.

El funcionario señaló que por año se registran en promedio 3 casos de brote de piojos en escuelas, los cuales son difíciles de controlar por el contacto diario de los alumnos.

Luis García