NOTIMEX
2 de febrero de 2013 / 09:08 p.m.

 

Monterrey.- • Para apoyar el desarrollo educativo de niños que trabajan en cruceros de calles y avenidas de la ciudad, la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes puso hoy en marcha el programa "Apadrina a un Niño".

La presidenta municipal señaló que la campaña consiste en brindar una aportación económica de 300 pesos mensuales para los niños que acuden a la Casa Club Mejores Menores del DIF de Monterrey.

"Lo que queremos es lograr que con esta aportación se pueda cambiar el destino de una persona, poder incidir en que mejoren las condiciones de vida de un niño, y sobre todo poder apoyar los estudios de un menor", dijo.

Para sellar formalmente esta acción, la edil firmó la carta compromiso que la convierte desde hoy en madrina de la menor Melanie Aimé Salazar Díaz.

Refirió que la aportación económica que los padrinos realizan a los niños de esta casa club servirá para comprar sus útiles escolares, uniformes, zapatos y artículos necesarios para su escuela.

Por su parte, el presidente del DIF de Monterrey, Roberto Garza, informó que actualmente la Casa Club Mejores Menores atiende a 450 niños que fueron detectados en calles y avenidas de la ciudad realizando actividades laborales.

El funcionario indicó que en la casa club los pequeños reciben apoyo educativo en áreas como matemáticas y español, así como cursos y talleres de computación, inglés, clases de música y pintura.

Añadió que entre otras actividades, además se organizan visitas a museos, parques y sitios turísticos de la localidad.