10 de septiembre de 2013 / 08:08 p.m.

Se trata de un esquema tecnológico que desarrolla el sistema estatal de informática, mediante la creación de bases de datos, que permiten encontrar coincidencias a partir de características generales como la edad, rasgos particulares y vestimenta, entre otras.

 

Toluca • La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) inició la prueba piloto del programa para evitar que los cuerpos concentrados en los Servicios Médicos Forenses (Semefo) pasen meses o años sin ser reconocidos.

En entrevista, el procurador estatal Miguel Ángel Contreras Nieto explicó que en este programa de detección participan la Secretaría de Salud, de Seguridad Ciudadana y la PGJEM, a través de Sistema de Informática, para cruzar los datos contenidos con la base de personas desaparecidas del programa Odisea.

Se trata de un esquema tecnológico que desarrolla el sistema estatal de informática, mediante la creación de bases de datos, que permiten encontrar coincidencias a partir de características generales como la edad, rasgos particulares y vestimenta, entre otras.

Aclaró que es un instrumento que se utiliza en otras latitudes, el cual permitirá dar certeza y rapidez en la identificación de los cadáveres, que al ser un programa estatal, no hubo necesidad de invertir en su desarrollo, aunque sí hubo erogación en la adquisición de equipos de cómputo.

Su alimentación, detalló, debe ser permanente, a través de las fichas de los programas de personas desaparecidas y otros, con el fin de erradicar las fallas del personal sobre la identificación de los cuerpos, "porque la tecnología es una parte, pero no una varita mágica", dijo.

"Estamos implementando una base de datos de cadáveres de personas no reconocidas, el tema es que el estado tiene 38 Semefo, a diferencia del Distrito Federal que tiene uno, y una gran movilidad demográfica, con más de 16 millones de habitantes, además de la obligación de poner a la Procuraduría a la altura de la entidad", refirió.

Afirmó que la institución debe mantener una mejoría permanente y no se justifica que los servidores públicos no realicen adecuadamente su función, pues hay tres casos de personas que permanecieron en calidad de desaparecidos hasta un año o más en los Semefo.

NOTIMEX