12 de junio de 2013 / 02:13 p.m.

Monterrey • La aplicación del Registro Público Vehicular requiere de cien millones de pesos que no tiene el estado, pero también de la logística e infraestructura para recibir dos millones de vehículos que tendrían que registrarse, señaló el vocero del Gobierno Estatal, Jorge Domene Zambrano.

Dijo que el proyecto implica contar con los cien millones de pesos que costará su aplicación, pero también requiere una planeación precisa para la cuestión operativa, y se necesitan instalaciones adecuadas para albergar los coches, dado que hay un parque vehicular de dos millones de unidades en la entidad.

Es por ello que en su primera etapa se colocaría el chip a vehículos públicos, como taxis, camiones urbanos, y a los coches oficiales. Son 29 mil carros de sitio, siete mil unidades de transporte urbano y 3 mil vehículos oficiales, en total, casi 39 mil.

Domene Zambrano consideró que en un par de meses podría arrancar este proyecto federal que debió iniciar en 2006, cuando Nuevo León pidió una prórroga, ante la falta de recursos.

Se necesita más o menos una hora de presencia del propietario y su vehículo, para enlistarlo y posteriormente colocarle el chip, que es una especie de holograma que va en el vidrio delantero.

Al principio, el costo no pasaría a los contribuyentes, pues lo absorberían con los recursos federales que recibieran con ese fin. Sin embargo, aún no se determina cuándo podría llegar ese dinero a las arcas estatales.

El director del Instituto de Control Vehicular, Juan Ernesto Sandoval Villarreal, expresó a MILENIO Radio Monterrey que el Repuve tendrá la ventaja de contar con datos de los automóviles con reporte de robo o de las unidades que se han “"emplacado"” en diversos estados del país.

“"El Repuve es una herramienta que utilizamos todos los estados, se utiliza de varias maneras, reportes de robo ahí se suben y se suben todos los vehículos emplacados"”, señaló el funcionario estatal.

Sin embargo, advirtió que la puesta en marcha del proyecto depende mucho de la llegada de recursos federales.

“"Es una cuestión presupuestal. Al menos lo del servicio privado está ligado al presupuesto que se disponga de él (recurso federal)"”. Comentó que se buscarán recursos federales adicionales, ya que en primera instancia se tienen contemplados alrededor de 100 millones de pesos.

“"Domene decía que se tenían contemplados alrededor de 100 millones de pesos, pudiera ser una cantidad mayor, se ha incrementado el parque vehicular, estaríamos sujetos a que el gobierno federal asignara un presupuesto para esto.

El funcionario señaló las unidades contarán con un chip identificador y se espera que esto no genere gasto a los contribuyentes.

“"De no darse la posibilidad de un presupuesto adicional, tendríamos que hacerlo de manera directa, paulatina; por ejemplo, los cambios de propietario revisar, instalar el chip, pero ya sería un esquema que estaríamos analizando posteriormente una vez que descartemos o aprobemos que haya presupuesto federal"”, refirió.

Sandoval Villarreal aclaró que por ahora sólo los vehículos recién salidos de la agencia cuentan con el chip, mientras que el GPS será exclusivo para taxis. Destacó que el chip no contiene datos del dueño, sólo características del vehículo, con el objetivo de rastrear las unidades robadas y que intentan ser llevadas a otros estados.

Expectativas

Este programa debió aplicarse en Nuevo León desde 2006. Sin embargo, la entidad pidió una prórroga debido a que no contaba con los recursos suficientes para ello.

Ahora, el Gobierno del Estado aguarda el arribo de apoyos procedentes de la Federación para poner en marcha el proceso de registro vehicular.

Aunque se informó que el monto necesario es de 100 millones de pesos, el ICV advierte que la cantidad podría ser mayor, debido al incremento del parque vehicular, que asciende a unos dos millones de unidades.

FRANCISCO ZÚÑIGA Y MARILÚ OVIEDO