13 de abril de 2013 / 01:09 a.m.

El ex andarín mexicano y medallista olímpico de Sydney 2000, Noé Hernández, fallecido en enero pasado, fue inmortalizado con una instalación que llevará su nombre en este municipio.

Este viernes, Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México, inauguró el Domo Deportivo que lleva el nombre del ex marchista, como un homenaje por su trayectoria deportiva.

Con la presencia de los padres, hermanos, esposa e hijas de Noé Hernández Valentín, el mandatario mexiquense destacó con la apertura de la instalación deportiva, se rinde un homenaje a un deportista que puso en alto el nombre de México.

"Gracias a todos por aceptar que este Domo lleve el nombre de Noé Hernández y de esta manera rendirle homenaje permanentemente a este gran hombre, a este gran ser humano, a este gran deportista", expresó Ávila Villegas.

"Aquí está sin estar Noé Hernández. Con afecto, de corazón y es en el corazón donde los mexicanos y mexiquenses llevaremos a Noé", dijo el gobernador, quien recibió de manos de la familia de Noé Hernández, una escultura del competidor.

Las pequeñas hijas del ex marchista mexicano traían consigo un oso de peluche, al que tienen especial cariño, porque fue un regalo recibido por su padre un Día de Reyes.

El político mexiquense destacó que es un justo reconocimiento que este espacio deportivo lleve este nombre y agregó que practicar deporte es fundamental, ya que ayuda a prevenir enfermedades e inhibe la violencia entre los jóvenes.

Este Domo Deportivo tuvo una inversión de 21 millones de pesos y cuenta con espacios para la práctica de basquetbol, voleibol, box, lucha, karate y gimnasia, además de vestidores, servicio médico, áreas de convivencia y ejercicio y tiene una capacidad para 550 espectadores.

A este acto acudieron los padres de Noé Hernández, José Profeta Hernández Guillermo y Felipa Valentín Mendoza, así como sus hijas Vianey y Vania y su esposa Vianey Pedraza Mujica.

Notimex