12 de abril de 2013 / 08:18 p.m.

Chilpancingo • El presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Antonio Gaspar Beltrán calificó como innecesario el cierre de tiendas departamentales en Chilpancingo, puesto que ya el Poder Legislativo comenzó a cabildear la reforma Educativa estatal con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Gaspar Beltrán fue abordado cuando llegaba a la residencia oficial Casa Guerrero, donde acudió a dialogar con el jefe del Poder Ejecutivo local sobre la propuesta entregada por segunda ocasión, en esta ocasión directamente por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

Aunque había otros representantes populares convocados, Gaspar sostuvo que solamente él dialogaría con el jefe del Poder Ejecutivo local, el tema a tratar era el de la reforma propuesta por los maestros disidentes.

Indicó que hay toda la voluntad, al menos en la fracción parlamentaria del PRD -que tiene 20 de las 46 diputaciones que integran al Congreso de Guerrero-, para encauzar adecuadamente las propuestas de los mentores, sin embargo, reprochó el que no se dejen de implementar acciones de presión.

“Creo que el cierre de tiendas departamentales es algo completamente innecesario, ellos no tienen nada que ver con las pláticas que se llevan en el Congreso, porque hasta donde tenemos entendido, las pláticas se están llevando muy bien”, anotó.

Se dijo desconcertado por la forma en que los trabajadores de la educación toman acuerdos y diseñan planes de acción que no mandan el mensaje de conciliación.

Aunque en la bancada del PRD el ánimo de apoyar a los maestros crece, también es cierto que los 26 diputados del PRI, PT, PAN, PANA, PVEM y Movimiento Ciudadano fijen una postura, la cual todavía permanece en duda.

Y destacó que el asunto ya se platica con el gobernador Aguirre Rivero, para dar la opción de que pueda generarse un gran consenso que permita dar por terminado el movimiento, que tiene ya más de 40 días de haber estallado.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN