11 de julio de 2013 / 06:19 p.m.

Monterrey • Al asegurar que fue necesario realizar una “limpia” en la Policía y empezar a crear una desde cero, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, manifestó en la entrevista que tuvo en la Bloomberg Mexico Conference, en la Academia de Ciencias de Nueva York, que la inversión en el estado, que se había vuelto lenta con el auge de inseguridad, ha recuperado su aceleración.

Hace pocos años teníamos una perspectiva de gran prosperidad en Monterrey, y de repente se empezaron a dar noticias muy complicadas, muy violentas en el territorio. Hoy volvemos a tener una situación de prosperidad. ¿Qué pasó?Nuevo León vivió tiempos muy difíciles después de estar acostumbrado a una relativa tranquilidad. En febrero del 2010, las organizaciones criminales entran en una batalla muy intensa en gran parte del país, pero sobre todo, en el noreste. En ese momento nos dimos cuenta de la debilidad institucional local, estábamos frente a una delincuencia sofisticada, con mucho poder económico, y de intimidación hacia las instituciones.Nos dimos cuenta que no teníamos las capacidades suficientes para resolverlo, pero no quisimos decir que era una situación federal; nos pusimos a trabajar reconociendo el problema y decidimos hacer una “limpia” de verdad en la casa, la prioridad fue regresarle la seguridad a Nuevo León.Convocamos a la ciudadanía y a la iniciativa privada para reclutar nuevos policías. El plan fue comenzar una nueva Policía desde cero, con inteligencia efectiva, buena capacitación, filtros de confianza y mejores salarios y prestaciones; partimos de la premisa de “el estado debe proteger a quienes nos protegen”.

¿Cómo se ha visto esto reflejado en cifras?Llegamos a estar en niveles altísimos en robo de vehículos, de julio a agosto de 2011 llegó a 73 coches robados por día, la mitad de ellos con lujo de violencia, con uso de armas; el día de hoy lo disminuimos a nueve vehículos por día. La Policía de ahora es siete veces más competente. Antes la corporación tenía un 10 por ciento de confianza en la Policía, la población le tenía miedo a la Policía; ahora tienen un grado de aprobación del 85 por ciento. En los medios hablan mucho de percepción, ésta hay que cambiarla cambiando la realidad.

¿Cómo repercutió en competitividad en su estado?De manera muy positiva, aunque la lucha nunca termina y siempre hay que estar reforzando a las instituciones. Cuando el auge de la inseguridad, no se cayó la inversión en Nuevo León, pero se fue haciendo más lenta.Desde que bajó el índice de inseguridad un 70 por ciento, empezó a acelerarse de manera exponencial la inversión, el 80 por ciento de las empresas estadunidenses, en Monterrey, han crecido.Tenemos el índice de productividad más alto del país, según estudios recientes por parte de la iniciativa privada; el trabajador, el empleado, el hombre de negocios es cuatro por ciento más productivo que en el resto de la República. Esta estrategia de seguridad es un modelo a seguir para el resto del país, con datos y cifras.

¿Cómo ve la estrategia nacional del presidente Enrique Peña Nieto?Es muy importante lograr reducir la violencia, mejorar la calidad de vida de los habitantes. Se está creando un ambiente de colaboración entre el orden federal y el estatal, se dividió al país en cinco regiones y cada región tiene al menos una reunión entre los gobernadores de sus estados y representantes del Gobierno federal para colaborar con el gobierno local. Se necesita hablar más de cifras y no de detalles, hay que aprender a evaluarnos mejor para dar soluciones específicas. En términos de seguridad, las autoridades deben hablar menos y sentir más.

REDACCIÓN