21 de junio de 2013 / 01:54 p.m.

Monterrey • La inseguridad denunciada por la comunidad china radicada en Monterrey no afectará las inversiones de este país en Nuevo León, aseguró el titular de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano.

El funcionario advirtió que los negocios de inversionistas chinos se limitan al giro de comida, pues en otras áreas su relación con el estado es prácticamente inexistente.

"La inversión china en nuestro estado ha sido mínima, por no decir que nula, la población china que tenemos en el estado es básicamente relacionada con temas de comida", aseguró el también vocero del estado.

MILENIO Monterrey consignó ayer las declaraciones del secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, en las que advertía que las condiciones de seguridad estaban dadas para que esta comunidad y el resto de extranjeros mantuvieran sus actividades comerciales.

Domene insistió ayer en esta versión y refutó los señalamientos de más secuestros cometidos contra los oriundos del país asiático, aparte del registrado el 14 de junio en Apodaca.

"Hemos sido muy enfáticos e inclusive lo dijo el procurador, que hay rumores por parte de los representantes de esta nacionalidad de ciudadanos; sin embargo, oficialmente no hemos tenido ninguna denuncia ante la autoridad.

"Que demuestren con hechos, para poder ayudarles en la investigación", manifestó.

El pasado martes, ciudadanos chinos se concentraron en un negocio contiguo al Instituto Nacional de Migración, y expresaron su temor por una presunta ola de secuestros que los aqueja hace varios días.

Desde entonces, la administración estatal mantiene un diálogo con la representación consular y los líderes de la citada comunidad, que suma cerca de mil integrantes, a fin de atender cualquier inquietud al respecto.

"La Procuraduría es quien ha estado al frente de este acercamiento, como lo expresó ayer el procurador, sé que rindió algunas declaraciones (al respecto), ésa es la forma en que se ha tenido el contacto con ellos.

"Estamos atendiéndolos, estamos a la disposición de poder conocer si esto fuese cierto como lo dije en su momento de poderlo resolver", destacó Domene Zambrano.

Martes y miércoles, gran parte de los restaurantes propiedad de miembros de la comunidad asiática fueron cerrados en protesta ante la situación de inseguridad de la que denunciaron ser víctimas.

 LUIS GARCÍA