9 de mayo de 2013 / 05:12 p.m.

Augusto César Lendoiro aseguró que su club no tiene nada que ver con el presunto arreglo de la victoria del Deportivo por 4-0 sobre el Levante del pasado 13 de abril, que la liga española está investigando.

Levante también niega su implicación. Después del partido, el mediocampista del Levante José Barkero acusó a cuatro de sus compañeros de una sospechosa falta de esfuerzo. Barkero se retractó posteriormente y pidió perdón.

Lendoiro denunció que la mayoría de las jornadas finales de hace dos temporadas fueron amañadas, condenando al Deportivo al descenso.

"Casi todos los partidos a final de temporada estaban o bien amañados de una forma o de otra", dijo Lendoiro. "Seguro, seguro, seguro que descendimos porque hubo acuerdos entre otros equipos para llevar a cabo resultados determinados. Todo el mundo lo sabe".

"¿Qué pasa, que no hay pruebas? Puede ser", añadió.

Lendoiro advirtió que a cuatro fechas del final de esta temporada, en la que el Deportivo es uno de los equipos que lucha por evitar el descenso, podrían darse nuevos casos.

"Tenemos muchos ejemplos", explicó. "Todos sabemos lo que ha ocurrido durante todos estos años, los medios informativos los primeros".

Javier Tebas, presidente de La Liga de Fútbol, insistió el jueves en que el arreglo de partidos de liga es un cáncer que debe ser erradicado.

Los amaños deliberados están tipificados en España como un delito que contempla penas de prisión individuales y la expulsión de los clubes implicados de las competiciones oficiales.