7 de mayo de 2013 / 01:12 a.m.

Los Knicks de Nueva York no aceptan que tienen un "gran" problema... por ahora.

Saben que los Pacers de Indiana tienen ventaja en cuanto a tamaño, están conscientes que Carmelo Anthony será superado frente a rival más fornido, y comprenden que un cambio en la alineación con un ala pivote convencional podría ser necesario.

No por ahora, pero habría que considerarlo en caso de que el martes pierdan el segundo partido de su serie ante Indiana.

"No digo que no lo haré. Sólo digo que por ahora estamos nada más un partido abajo... El grupo pequeño que fue titular no nos costó (la victoria)", dijo el lunes el entrenador de los Knicks, Mike Woodson. "Y no considero a Melo pequeño. Tal vez ustedes lo hagan, pero yo no".

Sin embargo, lo es en cuanto a su duelo ante los Pacers.

Con una estatura de 2,03 metros (6 pies y 8 pulgadas) y 106,6 kilogramos de peso (235 libras), Anthony tiene la ventaja de la rapidez al enfrentar a alas pivotes, y es lo suficientemente grande para defender ante muchos de ellos.

Pero David West, de Indiana, mide 2,05 metros (6 pies y 9 pulgadas) y pesa 113,4 kilogramos (250 libras), en su posición natural por la que ha sido elegido al Juego de Estrellas, y es uno de los competidores más recios de la liga.

Los Pacers superaron a los Knicks 44-30 en rebotes el domingo, en su victoria por 102-95 en el primer partido de la semifinal de la Conferencia del Este.

"Somos un equipo con gente alta y de mucho contacto físico", dijo el pivote Roy Hibbert, de Indiana. "Su especialidad es su poder ofensivo y nosotros contamos con jugadores que pueden situarse adentro y el perímetro, también. Por lo que simplemente tratamos de hacer las cosas lo más difícil posible para ellos y usar nuestra altura y físico".

Anthony se metió en problemas de acumulación de faltas y acertó sólo 10 de 28 tiros de campo, y un par de sus compañeros incluso manifestaron sus preocupaciones luego de la tunda que recibió. Pero Anthony no da excusas y su entrenador no da excusas, al señalr que los jugadores que iniciaron el partido no fueron el problema dado que los Knicks tenían la ventaja al final del primer cuarto.

"Creo que dominamos en el inicio del partido, no tuvo nada que ver con quién inició en la cuarta o quinta (posición)", dijo Woodson.

"Melo ha enfrentado a jugadores grandes todo el año. La última vez que revisé, en cuestiones estadísticas hemos sido bastante buenos este año con Melo jugando en la cuarta posición, por lo que no veo ningún motivo para cambiar eso a estas alturas".

Pero algo afecta a Anthony. El campeón encestador de la NBA apenas ha acertado 35 de 110 tiros de campo en sus últimos cuatro juegos y su porcentaje de tiros encestados para la postemporada descendió a 38% general y 26% en tiros de tres puntos.

Ap