14 de febrero de 2013 / 02:10 p.m.

Esta medida está siendo analizada como parte de una reestructuración del área, que en el pasado tuvo actos de corrupción y fallas administrativas.

Monterrey • Tras la ola de escándalos desatados en la Dirección de Comercio de Monterrey desde la pasada administración, el actual Gobierno Municipal contempla que los inspectores se sometan, por primera vez, a pruebas de confianza.

Esta posibilidad forma parte del proceso de reestructuración del área, señalada en el pasado por actos de corrupción y un descontrol administrativo, que permitió la instalación de cientos de oferentes en la vía pública.

Sandra Pámanes, secretaria del Ayuntamiento, explicó que el plan también prevé nuevos candados en la expedición de permisos para operar, aunque éstos no fueron detallados.

“"Estamos pensando muy bien en eso, hay unos mecanismos que se están evaluando sobre la supervisión que tenemos que tener sobre el trabajo que realiza cada uno de los inspectores, y en otro sentido también el de encontrar mecanismos de que tengan candados de seguridad estos permisos que nosotros estamos otorgando a los comerciantes, para que no haya ningún tipo de problema que pudiera generarnos un desorden hacia dentro de la administración.

“No, en este momento no (se les hacen controles de confianza), pero creo que también es una postura que ha tomado la alcaldesa en el sentido de exigir total honestidad y una responsabilidad hacia los ciudadanos. Lo estamos evaluando”, detalló.

Una de las primeras acciones de la reestructuración será incrementar el personal de la dependencia, insuficiente en estos momentos para dar cobertura a la totalidad del territorio con los operativos.

“"Encontramos una dirección con poco personal para empezar, en la que estábamos teniendo una deficiencia en cuanto a los operativos, estamos ampliando esta plantilla de trabajo, esta ampliación tiene que ser de manera permanente.

“"En ese proceso estamos, tenemos una plantilla laboral de alrededor de 30 personas, pero yo creo que tendremos que ampliarla al doble, alrededor de unas 50 o 60 personas tendríamos que tener para tener un 100 por ciento de cubrir al menos todo lo que es el municipio de Monterrey y tener mejores resultados"”, mencionó.

Pámanes Ortiz se mostró confiada en concretar este proyecto y avanzar al reordenamiento de comerciantes en vía pública, el segundo componente del plan municipal para meter en cintura a los oferentes que por años han operado en la impunidad.

“"Estamos en pláticas con los comerciantes formales, con la Cámara (Nacional) de Comercio, con lo que se va a institucionalizar ya con el Implan, y creo que ahí vamos a ir avanzando de una manera ordenada, pero siempre en diálogo con estas agrupaciones que llevan ya tiempo estableciéndose en la vía pública y que podamos tener una sana convivencia con todos ellos"”, comentó.

Aunque se le cuestionó sobre cuántos comerciantes entrarían en el reordenamiento y la zona que ocuparan, la secretaria del Ayuntamiento se limitó a responder que muy pronto habrá información oficial al respecto.

“"Tenemos que fortalecer el área de Comercio hacia el interior, pero también tenemos que dar buenos resultados a la ciudadanía lo más pronto posible.

“"En ese camino estamos, sabemos que a final de cuentas vamos a poder concretar una reestructuración dentro de la Dirección de Comercio y un reordenamiento del comercio informal dentro del primer cuadro de la ciudad que nos lleve a tener una ciudad más tranquila"”, concluyó.

Exigen honestidad

Sandra Pámanes Ortiz mencionó que debido a que la política de la alcaldesa es la de exigir total honestidad a los funcionarios públicos, se evalúa la posibilidad de someter a los inspectores de Comercio a las pruebas de confianza.

La secretaria del Ayuntamiento mencionó que cuando recibieron la administración había alrededor de 30 elementos para hacer los operativos de vigilancia, sin embargo consideró que esta cantidad se debe elevar a 50 o 60.

Indicó que seguirán en diálogo con los comerciantes formales que se unirán al Implan, así como con las agrupaciones que se instalan en la vía pública, a fin de tener una sana convivencia.

LUIS GARCÍA