26 de mayo de 2013 / 03:33 p.m.

México • Desprender la etiqueta nini de las nuevas generaciones “es un trabajo de todos los días”, dice Natalia Lafourcade, quien a un año de la creación del #YoSoy132 habla sobre los clichés de los jóvenes y los defiende desde la trinchera musical.

"Siempre trato de buscar la cara positiva de todo siento que los jóvenes de México tienen el poder, pero a veces esos motores se apagan por una u otra razón de pronto no saben para dónde van o qué quieren", dijo la cantante en entrevista con ¡hey!

"Aquellos jóvenes que están perdidos y que no encuentran su motivo deben poner mucha atención en la vida y en lo que les gusta; deben fomentar su alegría, mantenerse ante lo social y ser creativos", añadió la intérprete de origen veracruzano.

Pero esta idea, respecto al desinterés de los jóvenes por el país, cambió con el surgimiento del #YoSoy132, "con toda esa gente que luchó, que puso su cara y tuvo valentía para decir que México sí le interesa", explicó Natalia.

De esta reflexión nació "Derecho de nacimiento", un tema con el que expone las virtudes de una generación tachada de ser nini, "siento que ese mismo motor que nació hace un año es el que debemos buscar todos los día".

"Debemos pelear por esa cosa que nos hace decir: ‘no me voy a detener’ por el contrario, me voy a apoyar de quien pueda para romper estructuras, sistemas y hacer realmente lo que quiero cumplir sueños y trabajar mucho", dijo.

El tema contrarrestó la postura de algunos políticos que, de alguna manera, buscaron desacreditar a la masa que estaba en contra de la imposición de un candidato a la Presidencia, desde entonces sostengo que nos toca trabajar a todos.

"México tiene mucho talento y hay cosas que están más allá de nuestro alcance, quizá no se trata de marchar, sino de hacer las cosas con amor. Después del 132, muchas personas cambiaron quizá ése es el camino", dijo Lafourcade.

Con esta filosofía dio paso al disco que promueve, Mujer divina, un homenaje a Agustín Lara y a ese movimiento musical que no dista de los tiempos actuales, en los que el amor hace la diferencia.

"Tan no existe una separación que ahora que me subo a cantar Mujer divina; los jóvenes se identifican con los temas, existe conexión con estas composiciones que parecen atemporales", señaló.

El efecto

- Dice la cantante que el interpretar temas de Agustín Lara la ha tocado, al grado de crear canciones que rescaten esa época musical.

- Sobre su reciente viaje a España se dijo satisfecha: "Participaron distintos músicos que me dejaron ver su admiración por Agustín Lara".

IVETT SALGADO