14 de abril de 2013 / 02:33 p.m.

Monterrey • La posibilidad de que los puesteros que fueron retirados de la avenida Morelos se reinstalen en las bocacalles que alimentan el corredor peatonal generó tensiones este sábado con las centrales obreras, especialmente la CNOP.

Comerciantes adheridos a esta organización realizaron su propio operativo para asegurarse de que los oferentes no se instalen en las calles aledañas a la plaza comercial Morelos, como aseguró el diputado local Eduardo Arguijo Baldenegro, quien ha fungido como representante de los desalojados.

Desde temprana hora este sábado, los cenopistas acudieron a la esquina de Morelos y Juárez para controlar el principal acceso a la zona.

Juan Antonio Navarro, líder de los comerciantes semifijos de la CNOP, advirtió que no permitirán que ningún puestero se instale en el lugar.

"Teníamos el temor de que se instalaran, porque supimos que rechazaron el permiso temporal que les daban, pero aparte, en las calles aledañas a Morelos no hay lugar, porque están los lustradores de calzado, y por eso vigilamos que no se instalen", dijo el líder cenopista.

Durante toda la mañana, los oferentes recorrieron el corredor peatonal Morelos para vigilar que nadie caminara con mercancía que pudiera ser colocada sobre estantes para venderla.

Navarro dijo que la vigilancia se hizo porque supieron que los comerciantes perredistas rechazaron el permiso que les habían ofrecido, pues era temporal, y ante eso, buscarían reinstalarse a la fuerza.

Sin embargo, durante toda la mañana la vigilancia fue infructuosa porque ningún comerciante de otra central se acercó por el lugar.

La medida se dio tras el apoyo que el diputado local, Eduardo Arguijo, otorgó a los comerciantes independientes que laboraban en la Plaza Comercial Morelos, y la oferta del municipio de un permiso temporal que les permitirá vender su mercancía.

Ante esto, el líder de los comerciantes de la CNOP, manifestó que han dialogado con la alcaldesa Margarita Arellanes para llegar a un acuerdo, ya que han laborado en ese lugar por más de 30 años.

"Nosotros estamos respetando la decisión de la autoridad, queremos reinstalarnos, pero esperamos que dé fruto el dialogo, no queremos que hay perdedores ni ganadores, sino un acuerdo donde prevalezca la razón, Tenemos que sentarnos a dialogar", enfatizó.

Los oferentes mencionaron que se mantendrán en guardia durante el fin de semana, y esperan que en los próximos días se llegue a un acuerdo satisfactorio para todos.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL