JAIME GARZA
20 de diciembre de 2013 / 01:31 p.m.

Al rededor de las 01:30 horas de este viernes, arribaron a la Ciudad de Monterrey algunos jugadores así como la directiva de Rayados.

Primero fue José González Ornelas a quien los hinchas le exigieron que sacara la chequera, pero 20 minutos después fue a Luis Miguel a quien le llovieron cientos de insultos y billetes con la imagen de su rostro impresa en ellos.

"Renuncia hijo de pu..., eres un pin... chilango, no vales mad..", le insultaron a Salvador.

El dirigente salió a prisa de la terminal B del Aeropuerto Internacional Monterrey custodiado por elementos de Fuerza Civil, quienes montaron una valla para impedir el acercamiento de los hinchas con integrantes del equipo.

No obstante, César Delgado también se llevó el repudio de los presentes, pese a su conquista histórica en la historia de los Mundiales de Clubes.

"Rinde en la Liga cab...", le exigieron mientras sa la distancia intentaban lanzarle papeles.

Una vez enterado de los hechos, el portero de Rayados, Jonathan Orozco le pidió mesura a su afición.

"Ya he hablado con ellos (aficionados) y obviamente uno los entiende, sabe su sentir. Fueron muchas las alegrías y los torneos buenos que tuvimos y que lamentablemente la institución no está para estos fracasos.

"Yo creo que la afición debe de entender que él (Salvador) trata de hacer su mejor trabajo, su mejor esfuerzo y creo que es una buena persona, que nos acompaña, que está tratando de buscar lo mejor para nosotros, para la institución. En el tiempo que ha estado a la institución le ha dado tres campeonatos de Liga y tres de Concachampions, entonces son campeonatos que antes ningún presidente había tenido o vicepresidente.

"Que si los reputados no se han dado, bueno, yo creo que a veces es más fácil cortar cabezas. Yo creo que todos somos responsables y hay que revertir esto", dijo.Pero qué te dice que la afición est{e tan molesta con él y pida su renuncia...

"Cuando el equipo fue campeón e hizo grandes cosas, todos alabábamos lo que hacía y decíamos muchas cosas. Hay que ser un poco justos, creo que nos han dado grandes cosas. Hay que poner en una balanza las cosas y creo que han sido más las cosas buenas que las malas".

¿Es exagerado decir que Monterrey atraviesa por una crisis?

"Pues exagerado no, porque ya son tres torneos en que lamentablemente no hemos hecho bien las cosas y la gente obviamente no tiene esa paciencia porque los acostumbramos a las cosas buenas y es fácil acostumbrarse a eso. Este año no se nos han dado las cosas y nos puede y nos cuesta y estamos apenas y avergonzados. Yo soy el principal avergonzado con la gente".

Luego de haberse trazado la meta de legar a la Final, Orozco reconoció que el Monterrey fracasó en el Mundial de Clubes al quedar en quinto lugar de siete participantes.

"Es un fracaso, estamos en deuda y estamos comprometidos en revertir. No hay tiempo para esperar más. Yo creo que ya una temporada más así sería.. Estoy seguro que los resultados se van a dar con el Profe. Estamos confiados", externó.

'FUE UN FRACASO'

Pese a su éxito personal al convertirse en el máximo anotador en la historia de los Mundiales de Clubes, César el Chelito Delgado aseveró que el objetivo no era en un plano personal, sino grupal y ahí el equipo falló.

"Esperábamos estar en otra posición, lugar, estamos todos decepcionáis y tristes.

"Sí (fracaso), todo vale. Tanto nosotros que jugamos, estamos tan dolidos como la gente asi qe lo único que queda es que seguir demostrando que este equipo está para más.

"Es muy lindo, pero el objetivo era otro no era el objetivo personal, estar en la Final y no se consiguió. Sin duda que es un fracaso más", señaló.