Reynaldo Ochoa 
30 de julio de 2013 / 09:46 p.m.

 

Monterrey.-   • Diputados locales del PRI y el PAN se enfrascaron este martes en una airada discusión por las reestructuraciones de las deudas del Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey, que incluso llegó a los insultos cuando el diputado del PRI, César Serna de León, llamó “hocicones y bocones” a los legisladores de Acción Nacional.

El tema llegó al Pleno de la Diputación Permanente cuando el diputado local del PAN, Francisco Treviño Cabello, presentó unpunto de acuerdo para solicitar que el Senado de la República acelere el proceso de aprobación de la Reforma en materia de salud financiera.

En este se argumenta que debido a la deuda que mantiene el estado de Nuevo León, la cual supera los ingresos de las arcas estatales, existe el riesgo de que el estado planee adquirir más deuda para contar con fluidez económica.

“El escenario no deseado es que el Gobierno del Estado adquiera mayor endeudamiento en elfuturo al liberar fuentes de pago o garantía, es razón por la cual se presenta este punto de acuerdo”, dijo Treviño Cabello.

Sin embargo, el exhorto contenía un comparativo entre las restructuraciones hechas por el Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey, en donde en el segundo, gobernado por Acción Nacional, tiene, según dijeron, muchos mayores ahorros y mejores tasas de interés, que la del Gobierno Central.

Esto molestó a los diputados locales del PRI, César Alberto Serna de León y Fernando Galindo, donde el segundo defendió al procedimiento hecho por la Tesorería del Estado y criticó a la hecha por el municipio de Monterrey.

Incluso más adelante presentó un punto de acuerdo similar pero para exigir al municipio de Monterrey enviar al Congreso del Estado toda la información referente a su reestructuración.

Sin embargo conforme la discusión por los temas fue transcurriendo, los ánimos de los legisladores también, al punto del insulto, cuando el diputado local del PRI, César Alberto Serna de León, llamó “hocicones” a los diputados del PAN.

“Le permitiste a Fox aumentar la deuda interna cuando fuiste diputado federal…hablas aquí de reestructuración, te hubieras puesto allá bravo, así como estás ahorita de hocicón y de bocón, como siempre eres, hubieras apretado a tu presidente Fox y a tu presidente Calderón, tanto tu como tus compañeros de partido”, espetó dirigiéndose a Treviño Cabello.

Una segunda discusión se desató al momento de la votación, cuando por segunda ocasión, el presidente de la Diputación Permanente, el panista Mario Cantú, ejerció su voto de calidad, pese a que no existió un empate, como se marca en el artículo 86 del reglamento interior del Congreso.

Por ello el legislador de Nueva Alianza, Juan Antonio Rodríguez, pidió la intervención del Oficial Mayor, Baltazar Martínez, pero este no estaba presente en la sesión, causando la molestia de los diputados del PRI, quienes denunciaron la ausencia desde hace más de 20 días.

“Para empezar el Oficial Mayor no está, la ley marca que tiene que estar aquí presente en las discusiones y no está, yo creo que hay que avisar a los administradores del Congreso para ver si se le va a descontar su sueldo, porque no es posible que estén trabajando los diputados y que el Oficial Mayor no esté”, dijo Juan Manuel Cavazos, diputado del PRI.

Al final, Acción Nacional de la mano del voto de calidad del presidente de la diputación permanente, aprobaron el punto de acuerdo al Senado y rechazaron de paso el propuesto por el PRI.