13 de marzo de 2013 / 01:05 a.m.

Los inconformes habrían retenido al menos una decena de vehículos que ingresaron a las instalaciones de la escuela normal ubicada en la zona norte de la capital.

 Oaxaca • La Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO) integró al menos tres averiguaciones previas por la retención de camionetas, camiones de transporte y secuestro de operadores por parte de estudiantes de las once normales regionales.

Los inconformes habrían retenido al menos una decena de vehículos comerciales distribuidores de alimentos y bebidas que ingresaron a las instalaciones de la escuela normal ubicada en la zona norte de la capital, para presionar la instalación de una mesa de dialogo que exigen sea presidida por el gobernador Gabino Cué.

Los estudiantes piden en su pliego petitorio de 20 puntos entregados a las autoridades la entrega y liberación de unas 920 plazas automáticas de docentes, además de materiales, equipo y recursos para mejorar sus aulas.

La PGJ reportó que se integraron cinco averiguaciones previas por los delitos de despojo, robo y privación ilegal de la libertad.

Una de las denuncias fue interpuesta por la familia de un trabajador retenido de la empresa Teléfonos de México (Telmex), ante el agente del Ministerio Publico ubicado en el hospital de la Cruz Roja.

Una mas fue presentada por la empresa PEPSI., a través de su apoderado legal en el ministerio publico ubicado en el hospital Civil por el robo y saqueo de una de sus unidades.

Y una tercera averiguación fue integrada por la emisora 89.7 de FM, ante la toma de sus instalaciones, ubicadas en la calle de Jazmines de la Colonia Reforma.

En Oaxaca hay un clamor popular para empezar aplicar mano dura en contra de las marchas, bloqueos y cierre de carreteras que protagonizan no solo contra los profesores de la sección 22, los normalistas, sino también en contra todos los grupos de presión que secuestran y toman con rehén la ciudad y lastiman la economía y la imagen turística de la capital.

OSCAR RODRÍGUEZ