16 de diciembre de 2013 / 09:42 p.m.

Chilpancingo.- Integrantes de Morena bloquearon los accesos a la sede del Congreso local, como una medida de presión para que los diputados locales rechacen la reforma energética, aprobada por los legisladores federales y la mayoría de congresos de los estados.

El dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), César Núñez Ramos, dijo que "la idea no es por el momento la derogación de la reforma constitucional, sino que los 26 legisladores locales de la izquierda se reivindiquen".

Precisó que esperan que los diputados locales de izquierda rechacen la citada reforma "como un respaldo a la sociedad que los llevó a la más alta tribuna del estado".

Los inconformes cerraron los principales accesos del Congreso local, lo que impidió el ingreso de los trabajadores, al igual que la salida de muchos de ellos.

La advertencia es que los inconformes permanecerán en la sede del Poder Legislativo hasta que la Ley llegue al pleno, en tanto que los diputados locales esperan que para este mismo lunes les sea enviada la reforma Constitucional.

El dirigente de Morena dijo que son conscientes de que la mayoría de los Congreso locales ya avalaron la reforma energética, que la decisión legislativa de Guerrero, dentro de los trámites constitucionales no trae mayores repercusiones.

Explicó que lo que "se busca es que quede el antecedente como respaldo social de que los legisladores locales no están de acuerdo con las iniciativas del centro, y finalmente para echar abajo la reforma Constitucional, será una tarea de la sociedad mexicana".

NOTIMEX