11 de junio de 2013 / 11:34 p.m.

Potros del Atlante intensificó ya sus trabajos de pretemporada, bajo las órdenes del preparador físico Milton Graniolatti y la incorporación de Fernando Palomeque, preparador de porteros.

Así como los auxiliares Guillermo Hernández, Gabriel Pereyra y Benjamin Mora, además de los refuerzos Yosgart Gutiérrez, Sergio "Cherokee" Pérez y Ángel Sepúlveda.

En este momento, sólo falta de reportarse el técnico uruguayo Wilson Graniolatti, quien es esperado este miércoles en la sesión matutina.

Este martes, el cuadro azulgrana trabajó a doble sesión, por la mañana lo hicieron en el estadio Andrés Quintana Roo y por la tarde a las 17:30 reanudarán la sesión en el mismo lugar.

Entre los refuerzos que llaman la atención está el cancunense Alejandro Vela, quien llega procedente de Cruz Azul, con el que jugó cinco años.

Vela aseguró que está contento de regresar a la ciudad donde nació y que dejó hace 14 años para ir en busca de una oportunidad en el futbol profesional, que llega con las mismas ganas de jugar y espera aportar su "granito de arena" para ayudar al Atlante a superar el problema del descenso.

"Estoy muy bien, contento, la verdad que para mí volver a casa y volver a jugar en mi ciudad era un reto, es una bonita oportunidad, espero que pueda aprovecharlo bien, hacer cosas importantes para este club y, sobre todo, disfrutar de regresar a estar con mi gente y espero que salga algo bonito de este paso por Atlante", dijo.

Luego de estar en una institución como Cruz Azul, donde las exigencias son las más altas y donde sólo vale ser campeón, ahora Vela quiere volver a disfrutar del futbol y desarrollar en el Atlante su mejor nivel competitivo.

Sostuvo que se reporta con Atlante con la humildad de saber que no por llegar de un equipo como Cruz Azul tiene el puesto de titular asegurado y que, al contrario, sabe que tendrá que trabajar al máximo todos los días para ganarse un lugar en el 11 inicial de Graniolatti.

De cómo está su familia por estar de vuelta en casa, Vela señaló que "mis papás están felices, mis hermanos igual, entonces veremos mínimo unas 100 personas de la familia en el estadio, entonces ya será ganancia para el club".

Notimex