17 de agosto de 2013 / 04:15 p.m.

Oaxaca • Previo al inicio del periodo extraordinario en el Congreso, el PRI en la Cámara de Diputados ha instruido a sus legisladores a cerrar filas en torno a la propuesta energética del presidente Enrique Peña Nieto.

El primero en sumarse a esta estrategia fue el coordinador de los diputados federales por Oaxaca, Samuel Gurrión Matías, quien pidió a sus correligionarios no bajar la guardia y en los días por venir intensificar “arduamente las sesiones de análisis y discusión” con el fin de fortalecer la línea trazada desde su partido y, sobre todo, desde la Presidencia de la República.

“En la Cámara de Diputados buscaremos que esta reforma sea una palanca de desarrollo nacional que aporte elementos que hagan a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad, empresas más eficientes, productivas y competitivas. Queremos caminar hacia la modernización del sector con completa responsabilidad, buscando la seguridad energética futura”, abundó en su primer informe de labores legislativas, efectuado en el jardín el Pañuelito, en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Al acto asistieron 88 legisladores federales de todo el país y de todos los grupos parlamentarios, cuatro senadores, 120 presidentes municipales y líderes sindicales, así como 28 diputados locales en funciones y electos.

Con el templo de Santo Domingo de Guzmán como escenario, Gurrión Matías, quien es secretario de las comisiones de asuntos indígenas y de la de energías renovables y miembro de las de infraestructura y de energía, habló de la importancia de respaldar la propuesta presidencial en materia energética.

Gurrión Matías pidió a la clase política de todas las filiaciones dejar atrás los enconos, rencores e intereses personales “y trabajar juntos para lograr un mejor destino para el país”.

Y con frases similares a la estrategia que se ha trazado desde la residencia oficial de Los Pinos, Gurrión Matías exhortó a la ciudadanía a “mover a México con esta reforma de gran calado”.

Por ello pidió a quienes votaron por él para llegar a la Cámara de Diputados, a confiar en la iniciativa presidencial, “máxime que la palabra del Presidente nos garantiza que los mexicanos seguiremos siendo los únicos dueños de la renta petrolera.

“Por eso debemos hacer oídos sordos a posiciones ideológicas y electoreras de quienes se oponen a que México avance con paso firme; Pemex y CFE de ninguna manera se venden ni se privatizan. Con esta reforma se busca que se fortalezcan y modernicen en beneficio de los mexicanos”.

RODOLFO MONTES