18 de junio de 2013 / 02:06 a.m.

Ciudad de México • Al menos nueve personas resultaron intoxicadas el sábado pasado en León, Guanajuato al realizarse una fiesta “"Pool Party"” organizada por Jägermeister, una marca de bebidas alcohólicas, donde integrantes del staff esparciera nitrógeno para crear humo en la piscina donde de desarrollaba el evento.

Algunos asistentes disfrutaban la fiesta en una piscina cuando los organizadores lanzaron bombas de nitrógeno al agua y estas, al hacer contacto, provocaron una reacción debido al cloro que tenía la alberca. Esto ocasionó que las personas que se encontraban dentro comenzarán a perder el conocimiento.

Al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, elementos de Protección Civil y de la Policía Municipal para prestar atención médica a los nueve intoxicados.

Testigo habla sobre la “"Pool Party"”

En exclusiva para Milenio León, Yael Jiménez narró lo que vivió el sábado pasado en la Pool Party, donde resultó intoxicada al igual que otras 8 personas.

"Fui la primera en entrar, después de mí entró otra de las edecanes, las demás ya no pudieron entrar porque se empezaron a escuchar gritos", comentó.

Yael contó que momentos antes, habían sido vaciadas en la alberca, 4 cubetas de nitrógeno. El nitrógeno inhalado por las personas, más el alcohol que habían ingerido, fue la suma de elementos que causaron el desmayo colectivo.

"Se dieron cuenta de que yo me había desmayado porque vieron la charola flotando sola en la alberca, de otra forma tal vez me habría ahogado", cuenta Yael, ella asistió a la fiesta a trabajar como edecán y en la entrevista con MILENIO declaró que los organizadores no han respondido llamadas ni emitido una versión de lo ocurrido.

León buscará regular fiestas

Luego de lo ocurrido el sábado pasado, el secretario del Ayuntamiento de León, Martín Ortiz, declaró que no hay elementos jurídicos para sancionar al arrendatario del inmueble por lo que el municipio está preparando una modificación al reglamento de establecimientos comerciales y de servicios, para que la personas que den en renten un inmueble para fiestas privadas tengan que sacar un permiso ante las autoridades.

El secretario, informó que el ayuntamiento, está pensando en establecer otra restricción, de que tengan que pedir la autorización del municipio las personas físicas o morales que promuevan u organicen eventos promocionales de bebidas alcohólicas o energéticas.

“"Tendremos que analizar con que frecuencia hay este tipo de eventos, pero pudiera ser una alternativa que los regidores van a evaluar de quien organiza o promueva un evento de promociones de bebidas. Las dos normas se están analizando, se presentarán como iniciativas para que los regidores tomen una definición al respecto"”.

Indicó que están estudiando presentar una propuesta “"que tendrán que analizar los regidores de quien de forma eventual den arrendamiento a un inmueble para una fiesta tenga que pedir permiso2”.

Dicho permiso tendrá un costó (aún no definido) el cual servirá para regular estos eventos.

REDACCIÓN.