12 de mayo de 2013 / 12:26 a.m.

Ante los problemas de vialidad que se generan en torno al Estadio Universitario, miles de aficionados de Tigres "pintaron" de amarillo el sistema de transporte del metro.

Durante dos horas antes de las 7:00 de la tarde, los vagones del metro lucieron "inundados" por camisetas con los colores del equipo de la UANL.

Al descender del metro, el espiral que conduce de la estación Universidad hacia el Volcán se vio abarrotado por fanáticos de Tigres, en una proporción similar a la que se vive en los partidos importantes de cada temporada.

Aunque se observan algunas camisetas de los Rayados, la casi nula cantidad de boletos disponibles para los seguidores del Monterrey implica que la gran mayoría sean fanáticos del equipo universitario.

Los aficionados de Tigres esperan que su equipo remonte el marcador adverso de 1-0 en el clásico 99 y pueda avanzar la ronda semifinal de la liguilla.

POCA REVENTA

La reventa tuvo poca demanda en los alrededores del estadio.

En las afueras del metro, un revendedor ofrecía sin mucho éxito boletos de butaca en 700 pesos, apenas 200 más del valor que tuvo en taquilla.

Una dama ofrecía un boleto de preferente en 700 pesos sin obtener respuesta, hasta que finalmente lo colocó en 400 pesos.

Por la avenida Pedro de Alba, un revendedor ofrecía un boleto de zona de gol en 300 pesos, muy lejos del precio en que se cotizaban en la semana en la reventa, cuyos precios giraban en torno de los mil pesos.

Tomás Víctor López