5 de mayo de 2013 / 09:17 p.m.

Ciudad de México • Marco Antonio Solís, el hombre de pelo largo hasta los hombros y la barba de candado bien recortada, se presentó en el Auditorio Nacional para conquistar con su carisma y arsenal de temas románticos a 10 mil personas que llenaron el recinto.

Como parte de su gira “Gracias por estar aquí 2013”, El Buki, como la mayoría de las personas lo conocen, ofreció su primera presentación en un foro que se vistió de gala para recibir a uno de los pioneros de la música regional mexicana y las baladas.

Con una cortina plateada cubriendo el escenario, los asistentes se mantenían expectantes y pedían con aplausos la aparición del cantante oriundo de Michoacán.

En punto de las 20:10 horas, El Buki irradió con su presencia y apareció con un impecable traje negro y camisa blanca sin corbata para interpretar “"Amor en silencio"”, lo cual provocó la emoción de los espectadores.

Reflexivo, positivo, orientador, bromista y hasta bailarín, Marco Antonio Solís interactuaba una y otra vez con su público que le celebraba cada movimiento que hacía y coreaba el repertorio musical que ha construido a lo largo de sus más de 30 años de trayectoria artística.

"Buenas noches, los noto muy serios... un abrazo desde aquí para todos mis paisanos de Michoacán reunidos esta noche, gracias a toda la gente de la República Mexicana y también a todos los nacidos en la capirucha, ", dijo el cantante para saludar por primera vez a las personas y después entonar “"Y ahora te vas"”, canción de 1989 que dedicó a “"los cuarentones, cincuentones y sesentones"”.

Con más de veinte músicos sobre el escenario, tres coristas y cuatro bailarinas que intermitentemente salían, El Buki enriquecía su show en el cual no faltaron los éxitos “"Tu amor o tu desprecio", “"Morenita”, “"La venia bendita"”, “" A dónde vamos a parar” y “"Tu cárcel"” que han sonado en distintas latitudes.

Frases como “"dicen que todos los hombres somos mentirosos, pero eso no sería así si ustedes no preguntaran tanto”, hacían reír al respetable que ovacionaba a Solís en canciones como “"Tu hombre perfecto"” y “"O me voy o te vas"”.

El recital continuaba con el mismo entusiasmo y sólo en una ocasión se detuvo la música debido a que recibió por parte de su disquera un reconocimiento por sus ventas del disco Una noche de luna que obtuvo disco de Oro y Platino en México y algunas partes de Centro y Sudamérica.

Entre las singularidades de la presentación, hubo un tributo a Rocío Durcal con el tema “"Como tu mujer"”, en el cual el publico se puso de pie para ovacionar a Solís y luego de más de dos horas y media de concierto, El Buki detonó la noche con la canción emblemática “"Si no te hubieras ido"”.

IVÁN CASTAÑEDA