24 de abril de 2013 / 01:29 p.m.

 El asesinato de Mónica Concepción Vera Tello, de 27 años de edad, empleada del Ayuntamiento de Zapopan, no se trató de un ajuste de cuentas, sino que las líneas de investigación podrían apuntar hacia otras circunstancias, así lo aseguró el alcalde de la ex Villa Maicera, Héctor Robles Peiro.

""Está vinculada a otro tipo de temas, no necesariamente al tema complejo que estamos viviendo en el país, estamos esperando los resultados de la Fiscalía General, pero no hay indicios que esté relacionado a algún ajuste de cuentas"", agregó el primer edil, quien lamentó el deceso de la joven.

Por su parte, Jorge Villaseñor Martínez, Fiscal Regional, informó que aún no se ha establecido un móvil por este homicidio, sin embargo, se sabe que ""discutió con un masculino, el cual fue quien la agredió físicamente, de hecho se inició una averiguación previa con el protocolo de feminicidio, no se descarta esa posibilidad"".

El funcionario informó que, como parte de la investigación, serán citados a declarar los familiares de Vera Tello, así como sus compañeros de trabajo, esto con la finalidad de obtener mayores datos para localizar al asesino.

En tanto, los peritajes forenses revelaron que el cuerpo de Vera Tello presentaba heridas producidas por proyectil de arma de fuego en la parte posterior del cuello y la espalda, así como una en sedal en el antebrazo derecho.

El crimen ocurrió a las 21:30 horas, en el cruce de la avenida Solidaridad Iberoamericana y la calle Constitución de 1917, en el fraccionamiento Revolución, en Tlaquepaque.

Según la versión de los testigos, Vera Tello recién había llegado a su domicilio y tras estacionar su vehículo, un Chevrolet Spark, modelo 2011, un hombre la abordó y comenzaron discutir, sin embargo, la riña subió de tono y el sujeto sacó un arma de entre sus ropas, disparándole en repetidas ocasiones, para después escapar.

Junto al cuerpo de la joven de 27 años fueron localizados cuatro casquillos percutidos, calibre 25, correspondientes al arma de fuego que se presume fue utilizada para asesinar a la mujer, que tenía sólo cuatro meses trabajando en el Ayuntamiento de Zapopan, en el área de Relaciones Públicas.

— JORGE MARTÍNEZ Y EDUARDO GONZÁLEZ