9 de marzo de 2013 / 02:16 a.m.

Cancún • La Policía Federal anunció que investiga una nueva ruta de narcotráfico Cancún-Italia, tras detener a dos hombres que tragaron cien cápsulas de plástico con un kilo de cocaína cada uno, antes de abordar un vuelo a Milán, informó la central policiaca federal en Quintana Roo.

Christian López Cordero y Dante Álvarez Fraire, originarios del Distrito Federal y con residencia en esta ciudad, fueron detenidos por oficiales de la Policía Federal en el Aeropuerto Internacional de Cancún.

Inicialmente se vinculó al segundo con la diputada federal del PRD, Graciela Saldaña Fraire, pero esta envió una carta aclaratoria en la que se deslinda de tener parentesco directo e indirecto con el detenido a quien, aseguró, ni siquiera conoce. Saldaña dijo que exigirá derecho de réplica a medios que publicaron la versión.

Hasta la tarde de este viernes, López Cordero, de 24 años y Álvarez Fraire, de 34 ambos habían expulsado 90 cápsulas cada uno, aseguraron desconocer el número de envases que sus jefes les hicieron tragar con gelatina. La policía considera que al menos cada uno llevaba más de un kilo de droga pura.

La Policía Federal informó que cotidianamente se aplican operativos en busca de droga en el Aeropuerto Internacional de esta ciudad, que los últimos años se convirtió en punto estratégico del narcotráfico internacional.

Los sujetos fueron detenidos el lunes en un operativo de rutina en la sala de espera de la terminal dos, en la que se disponían a abordar su vuelo a Milán.

Los detenidos terminaron por confesar que se prestaron a llevar la droga a cambio de una cuantiosa suma.

La Policía Federal dio parte a la Procuraduría General de la República y remitió a los sujetos con el oficio 386/2013 al Ministerio Público Federal en el Hospital General, en donde permanecen bajo custodia de la Policía Federal y del Ejército.

En diciembre el del guatemalteco César Alexandre Franco, de 33 años de edad, ingirió más de cien cápsulas de cocaína, que también llevaba a Italia.

La Policía Federal informó que la ruta a Italia se intensificó el año pasado, en Europa la droga tiene valores mucho más altos que en Estados Unidos, en Italia, un kilo de coca se cotiza hasta en 50 mil dólares.

La droga es enviada con alto grado de pureza para venderla rebajada en dosis al menudeo. Un kilo de droga pura rinde hasta seis ya cortada.

Los agentes explicaron que anteriormente se podía detectar con relativa facilidad a los “burreros” o cargadores de droga, que la ingerían envasada en látex, que les hace despedir un olor característico, actualmente el material de las cápsulas se hace con PVC, lo que complica detectarlas.

FERNANDO MERAZ-MEJORADO