18 de julio de 2013 / 02:24 p.m.

Migliaccio estaba a bordo de un tanque, conducido por hinchas del Atalanta el domingo en el festival anual del seguidores del club en Bergamo, que aplastó a dos automóviles decorados con los colores de los clubes rivales Brescia y Roma. El mediocampista indicó que participó de la broma sin querer.

Migliaccio llegó al club procedente del Palermo la semana pasada.

"Me di cuenta cuando el tanque ya estaba aplastándolos, y ya que no podía ver porque estaba arriba y atrás, no sabía que (los vehículos) tenían los símbolos de dos clubes", expresó el futbolista.

"Fue un protagonista sin saberlo, y lamento mucho el incidente", agregó.

Ap