7 de febrero de 2015 / 04:16 a.m.

México.- Esta madrugada fueron encontrados 60 cadáveres en un crematorio abandonado, con la razón social "Cremaciones Pacífico S.A de C.V", precisó el fiscal general de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz.

El reporte de los hechos se dio aproximadamente a las 20:30 horas del jueves cinco, por lo que autoridades se trasladaron al domicilio ubicado en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en el poblado de Navidad de Llano Largo, en Acapulco.

Al llegar, autoridades encontraron a la mayoría de los cuerpos estaban embalsamados, cubiertos con cal y sábanas; entre ellos había hombres, mujeres y niños.

Posteriormente, comenzaron a sacar los cuerpos para trasladarlos a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde se les realizarán los estudios pertinentes para determinar la causa legal de la muerte.

"Se les aplicará los estudios de antropología forense, genética, criminalística de campo, fotografía forense, medicina forense y odontología forense. Mediante estos estudios se podrá establecer la causa legal de la muerte y así determinar mediante el cronotodiagnóstico la fecha y hora probable de su deceso", explicó en un comunicado la dependencia.

Godínez Muñoz declaró que no hay indicios que relacionen a la delincuencia organizada, sin embargo dijo que están "trabajando a marchas forzadas desde anoche recabando toda esa información".

Anunció que se giró un oficio de presentación para  Guillermo Estua Zardain, propietario del crematorio, pues se tienen ubicados dos de los domicilios del empresario.

El coordinador general de los Servicios Periciales de la Fiscalía, José Manuel Martínez Hernández, dijo que pudieron establecer que los cuerpos "tienen más de seis meses de fallecidos".

Según las primeras investigaciones, todo indica que se trata de fraude a familias que llevaron cuerpos al crematorio y no fueron incinerados.

La agencia del Ministerio Público del Coloso inició la averiguación previa TAB/COL/01/0051/2015 en contra de quien resulte responsable por la posible comisión de los delitos contra el respeto a los cadáveres o restos humanos y contra las normas de inhumación y exhumación; y atentado contra los muertos previstos por los artículos 216 y 217 del Código Penal del estado de Guerrero y los delitos que resulten.

La dependencia explicó que ese negocio, al no haber cremado los cadáveres, incumplió con las normas sanitarias de carácter federal, estatal y municipal, por lo que se realizará el desglose de la indagatoria para enviarse a la autoridad federal competente para que investiguen los delitos.

Al menos cinco personas se han presentado a la sede de la delegación regional de la Fiscalía de Acapulco para pedir informes, ya que llevaron a ese crematorio los restos de sus seres queridos.

 

FOTO: 

TELEDIARIO DIGITAL