19 de mayo de 2013 / 07:14 p.m.

Monterrey.- • Una bebé de dos meses de nacida falleció la mañana de este domingo aparentemente broncoaspirada, pero será la autopsia de ley la que defina las causas reales de la muerte.

Kenya Guadalupe Álvarez González era la primera hija de un matrimonio joven que habita en la Manzana 82, Lote 92, de la Unidad Pedreras, en el municipio de Monterrey, colonia enclavada en el cerro del Topo Chico.

De acuerdo a una fuente allegada a las investigaciones, alrededor de las 8:30 horas los padres se percataron de que la menor no respiraba y llamaron a los cuerpos de auxilio, sin embargo, minutos después se confirmó que había muerto.

Según refirió la madre de la menor, identificada como Guadalupe González Cázares el día anterior comenzó con una enfermedad respiratoria y acumuló flemas, que probablemente fueron la causa de la muerte.

Sin embargo, no se descarta que, al dormir en la misma cama que sus padres, estos la hayan dejado sin oxígeno, lo que provocó su muerte, por lo que se les tomará su declaración ante el Ministerio Público para llevar a cabo la investigación.

La escena se tornó dramática cuando los elementos del Servicio Médico Forense salieron de la humilde vivienda con el cuerpo de la menor en brazos, envuelta en una cobija, para después ponerla en la unidad que la trasladó al Anfiteatro del Hospital Universitario.

Los vecinos se reunieron en la calle Minerías y Propileno para observar el trabajo de las autoridades ministeriales y, posteriormente, dar el pésame a la familia.

En la investigación, se definirá si se trató de una muerte natural o fue provocada accidentalmente por un descuido de sus padres.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS