7 de julio de 2013 / 09:31 p.m.

Apodaca • La Policía Ministerial investiga la muerte de un reo del Centro de Reinserción de Apodaca que fue encontrado colgado en uno de los baños del área conocida como ambulatorio Coca, la mañana de este domingo.

El interno que fue encontrado sin vida se llamaba José Luis Padilla Rocha, de 31 años de edad, quien estaba internado por el delito de robo con violencia, y debido a que ya se encontraba sentenciado, lo habían enviado al Cereso de Apodaca.

Los reportes fueron hechos a las autoridades la mañana de este domingo, luego de que fue realizado el pase de lista y no fue encontrado el interno, por lo que comenzó la búsqueda, encontrándolo sin vida en el baño.

Una fuente allegada a las investigaciones explicó que Padilla Rocha se encontraba sentenciado a tres años y 11 meses por el delito de robo con violencia, habiendo ingresado en el mes de agosto de 2009 al penal del Topo Chico.

El informante dijo que una vez que fue sentenciado, lo enviaron al Centro de Reinserción Social de Apodaca el 22 de junio de 2012, donde cumpliría la sentencia que le fue impuesta por el juez tercero de lo penal del Primer Distrito Judicial.

Presuntamente, el reo se suicidó en el interior del baño, sin embargo las autoridades se encuentran interrogando a los demás internos que eran compañeros del ahora occiso, pues tienen la sospecha de que pudiera tratarse de un homicidio, aunque no se ha confirmado por parte de las autoridades y se mantiene sólo como una hipótesis.

Padilla Rocha contaba con antecedentes por el delito de robo con violencia desde al año 2007, cuando fue detenido por elementos de la Policía Regia luego de que, junto a otros sujetos, asaltara una gasera en la colonia Niño Artillero, donde tenía su vivienda.

En esa ocasión fue detenido con Joel Patraña Garay, Christopher Ibarra Flores, Jonatán Gerardo Pérez Cárdenas, por el robo a la gasera Termo Gas que se encontraba ubicada en la avenida Bernardo Reyes y Francisco Carvajal, en la colonia Niño Artillero, en Monterrey.

Los restos del interno fueron llevados al Servicio Médico Forense para la autopsia que marca la ley y donde se determinarán las causas de la muerte y donde deberá ser reclamado por sus familiares.

ALBERTO VÁSQUEZ