16 de abril de 2013 / 11:01 p.m.

Cuernavaca • La Procuraduría General de Justicia (PGJ) investiga a los padres del menor de 9 años de edad que este domingo se quitó la vida al colgarse de una cuerda por supuestos problemas para entender los lineamientos del catecismo que estudiaba para realizar su primera comunión.

Tras los hechos sucedidos el pasado domingo, personal de la fiscalía de homicidios de la Sub Procuraduría de Justicia de la Región Sur Poniente se avocaron a cuestionar a los padres de Leonardo, el motivo por el cual su hijo tomó la decisión de quitarse la vida al interior de su domicilio ubicado en el poblado de Michapa, municipio de Coatlán del Río, a 45 kilómetros al sur poniente del estado de Morelos.

De acuerdo con la versión proporcionada por el progenitor del niño, su hijo pasaba por problemas para comprender lo que había escuchado y recibido durante sus estudios de catecismo, ya que se preparaba para realizar su primera comunión . Esa tarde, tras verlo desesperado por no entender, le pidieron que se relajara; “lo dejaron solo en su recámara, pero cuando regresamos estaba colgado del cuello”, según la versión recogida por la PGJ.

“El niño estaba enojado y frustrado”, indicó un integrante de la fiscalía, basado en las primeras declaraciones de los padres, quienes no ofrecieron mayores detalles sobre lo sucedido a su hijo, que al verlo colgado del cuello con una cuerda, lo desataron y llevaron de inmediato al hospital de Tetecala, un municipio contiguo, sin embargo no logró sobrevivir.

Según versiones recogidas por este medio de comunicación, al interior de la fiscalía se duda que el niño tomó la decisión sólo por no entender los temas del catecismo, sino que pudiera ser temas escolares los que le orillaron a suicidarse. Por el momento la dependencia reúne todos los elementos para dar con el origen de la muerte del menor.

 DAVID MONROY/ CORRESPONSAL