26 de enero de 2013 / 03:56 p.m.

Ricardo Montaner hizo que el público volara con él pasando por todos los sentimientos, en un concierto en el que hizo un gran derroche de romanticismo.

 

Monterrey.- No cabe duda que Ricardo Montaner se ha convertido en todo un viajero a lo largo de su trayectoria artística, y es que ha dejado en claro que cada ciudad que visita se entrega por completo a él.

La noche de ayer no fue la excepción, pues tras pisar tierras regias, el ahora naturalizado colombiano cautivó nuevamente con sus melodías y su gran talento al público que se dio cita al Auditorio Banamex.

Presentando sus grandes éxitos musicales, así como su más reciente material discográfico titulado Viajero frecuente, Montaner llevó a otro mundo a poco más de 6 mil seguidores, quienes disfrutaron del paseo a través de un sinfín de historias del cantautor.

Proyectando dos videos, uno de ellos en 3D, en donde compartió el proceso de su nuevo trabajo, así como parte de su vida personal, el artista dio la bienvenida a su espectáculo musical, en donde se entregó por completo.

En punto de las 21:30 y entre un mar de aplausos, Ricardo Montaner pisó el escenario para deleitar con sus temas "Voy a vivir la vida" y "Convénceme", con los que inició un inolvidable viaje musical.

Acompañado de 10 músicos, dos coristas y de una espectacular producción, rápidamente el intérprete logró echarse al bolsillo a hombres y mujeres, quienes se mostraron entusiasmados con la presentación.

"Muchísimas gracias por venir. Quisimos iniciar esta nueva gira por México porque siempre nos trae mucha suerte, cada vez que iniciamos nuestras giras duran un año y medio. Bienvenidos al Viajero Frecuente y ojalá lo disfruten tanto", dijo para continuar con su presentación.

Un pequeño silencio de pronto se apoderó del recinto, sin embargo, fue cortado de tajo con gritos ensordecedores cuando el público escuchó "El poder del amor".

Montaner hizo una pausa en su show para charlar un poco con sus seguidores y entre la plática presumió que ya tenía cerca de dos años y medio de no sufrir un resfriado gracias a que toma 11 vitaminas al día.

"Será", "Ojos negros" y "Resumiendo" también formaron parte del amplio repertorio que ofreció para deleite de los miles de regiomontanos.

El músico hizo una pausa al romanticismo y el ritmo se hizo presente al interpretar la canción "Vamos pa’ la conga", la cual disfrutó junto a un grupo de personas que previamente habían subido al escenario y con la que además hizo bailar a todos en el auditorio.

Su característico buen humor provocó en varias ovaciones las carcajadas de los presentes, prueba de ello fue cuando una de las mujeres lo palmeó en la espalda y el golpeó su mano en son de broma.

Junto a sus dos hijos Mauricio y Ricardo, quienes lo acompañaron durante su presentación, el artista se trasladó "Al centro de la Tierra", tema con el que desataron una fuerte ovación.

Ya en la recta final, Montaner hizo que el romanticismo nuevamente se apoderara de todos en el lugar al interpretar "Bésame", "Tan enamorados" y "Déjame llorar", desatando hasta las lágrimas de emoción de algunas mujeres.

Como si supiera por adelantado del sentimiento que dejaría, Ricardo cantó "Me va a extrañar", sin embargo, fue regresado a escena para culminar su acto y llevarlos hasta "La cima del cielo".

Llega bien acompañado

-Horas antes de su actuación en el Auditorio Banamex, Ricardo Montaner aterrizó en la ciudad acompañado de sus hijos.

El venezolano atendió a fanáticos y medios de comunicación que aguardaron su llegada por varias horas.

Satisfecho por la respuesta que el público mexicano tuvo una noche antes durante la presentación que ofreció en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, el intérprete confesó tener altas expectativas de los regiomontanos.

"Contento de regresar, esta ciudad me ha recibido con los brazos abiertos y es una fortuna poder cantarles de nuevo", aseguró el cantante.

Siempre accesible, Montaner prometió dejar el alma sobre el escenario; una promesa que al parecer cumplió al pie de la letra.

ROBERTO REYES