11 de diciembre de 2013 / 01:26 a.m.

Monterrey.- El impacto mundial que generó la muerte del ex presidente sudafricano Nelson Mandela tuvo repercusión en Monterrey, donde los regiomontanos podrán expresar sus condolencias para el emblemático líder.

Por unos días, el Consulado Honorario de Sudáfrica pondrá a disposición el libro oficial de condolencias, enviado por el gobierno del país africano, en las oficinas ubicadas en la avenida Díaz Ordaz numero 200, colonia Santa María, en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

“No va a haber una conmemoración oficial, este es solamente un Consulado honorario…lo que si tenemos y si es oficial es un libro de condolencias oficial.

“Cualquier persona, no importa quién, tendrá la oportunidad de escribirle las condolencias, aquí esta a sus ordenes (…) aquí estaremos abiertos por los siguientes dos o tres días, y luego ya tendremos que recabar otras firmas en otros lados”, indicó Manuel Zambrano, cónsul honorario en Monterrey.

La comunidad sudafricana en esta ciudad se reduce a sólo un par de familias, por lo que el libro de condolencias visitará universidades y oficinas de gobierno, antes de ser devuelto al gobierno de ese país, tentativamente en un período de 15 días.

Hasta el día de ayer, medio centenar de personas se habían acercado a las oficinas diplomáticas para presentar sus respetos por escrito.

Este ejercicio se realiza también de forma simultánea en Cancún, Quintana Roo, Guadalajara, Jalisco y el Distrito Federal, donde se ubica el Consulado General de la nación africana en nuestro país.

“No hay una fecha fija (para regresar el libro), pero será más o menos en 15 días (…) se van a reunir todos (los libros de condolencias), se cierra en una valija oficial diplomática y se manda al gobierno sudafricano”, externó Zambrano.

Ciudadanos regiomontanos buscan desde hace 6 meses la edificación de un monumento en honor a Madiba, que se ubicará en alguno de los parques más representativos de la ciudad, y se prevé que en las siguientes semanas este proyecto finalmente se concrete.

“Lo tenían planeado más para octubre o noviembre, ya estamos en diciembre”, concluyó el cónsul honorario.

Luis García