9 de noviembre de 2013 / 01:01 a.m.

Monterrey.- Si recuerda la travesura que la acarreó un regaño cuando tenía siete años, pero no se acuerda de lo que desayunó ayer, cuidado, podría estar sufriendo una pérdida de la memoria, y es más preocupante si usted pasa de los 60 años.

De hecho, el 9 por ciento de los nuevoleoneses son adultos mayores, y de éstos, el 7.3 por ciento presenta síntomas preocupantes por algún grado de pérdida de memoria, sobre todo del pasado inmediato, que podría desencadenar en un mal de Alzheimer o simplemente en el olvido de todo.

Ante esto, el Hospital Universitario lanzó una campaña de la Memoria, con evaluaciones sin costo para quienes lo necesiten.

“Estamos haciendo énfasis en la detección oportuna de problemas de demencia, con apoyo terapéutico”, dijo Ricardo Salinas Martínez, jefe de Geriatría del Hospital Universitario.

Del 12 al 14 de noviembre, los interesados podrán acudir al Lobby del Hospital Universitario, donde serán atendidos de 9 a 13 horas, y se les aplicarán algunas pruebas que ayuden a conocer si realmente sufren de pérdida de memoria.

“Un problema que se podría pensar es parte del envejecimiento, o en síntoma inicial de una enfermedad relacionada con la memoria”, dijo por su parte el psicogeriatra David Saucedo Martínez.

Comentó que estas pruebas buscan determinar si realmente un olvido puede deberse a una pérdida gradual de memoria, o simplemente una falta de atención

Es la novena Campaña de la Memoria que se realiza en el hospital Universitario, aunque ahora el tipo de prueba será distinto, para lograr una mayor precisión.

SE había trabajado con la prueba mini mental, que consiste en 30 preguntas, pero que no daba precisión cuando se le aplicaba a una persona con educación superior, dado que básicamente eran preguntas respuestas.

Con la MocaTest hay algunas dinámicas que permiten tener mejor observación sobre conductas que pudieran representar olvidos, indicó la neurosicóloga Sandra Meza Cavazos.

Aún se desconoce mucho de los problemas de la pérdida de memoria, pero se ha logrado investigar que afecta a muchas personas conforme avanza la edad. Pero unas pruebas relativamente sencillas pueden ayudar a conocer el grado de problema que se tiene, y hacer algo para evitar la pérdida total de los recursos.

Recomendaron a las personas mayores de 55 años realizarse los exámenes, pues es a los 60 cuando comienzan a manifestarse los síntomas.

No se requiere cita previa, solo acudir, y lo recomendables es que lo hagan todos los mayores de 55 años, olviden o no sus vivencias.

Francisco Zúñiga