12 de septiembre de 2013 / 03:57 p.m.

Monterrey • Las cámaras empresariales de Nuevo León Coparmex y Canaco externaron su inconformidad y decepción contra la reforma hacendaria al señalar que es una iniciativa limitada, con estrategia recaudatoria y afectación a la zona norte del país.

Alberto Fernández Martínez, presidente de Coparmex Nuevo León señaló que la eliminación del régimen de consolidación fiscal desincentivaría la inversión de aprobarse la iniciativa migrando hacia otros países.

“A corto plazo le va a pegar a los corporativos grandes, a largo plazo le va a pegar a todos los mexicanos porque los grandes corporativos muchos de ellos son multinacionales que tienen operaciones en otras partes del mundo y van a terminar en otros lados (…) va a terminar desincentivando la inversión”.

El representante en la entidad del gremio empresarial, señaló que ven con decepción la iniciativa de reforma fiscal al no ser integral y carente de propuestas para ampliar la base de contribuyentes:

“Es una iniciativa en cierto sentido miope porque ve solamente el resolver problemas de corto plazo, principalmente lo mencionamos por el tema de distribuir la riqueza en lugar de generarla”, dijo.

Criticó que se proponen medidas que encarecerán la creación de empleo formal y que no abona a mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Dijo que de concretarse la reforma buscarán el convencer a los legisladores que esta propuesta no es la mejor para México, y también recurrirán a todas las vías legales.

ZONA FRONTERIZA SE AFECTARÁ

La extensión del IVA en la zona fronteriza afectará el comercio y el consumo en esta franja frente al de por sí competido mercado de Estados Unidos, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Monterrey, Julio César Cantú Flores.

Dijo que esta medida afectaría al comercio una vez que en el vecino país tiene un impuesto menor, en un 8.5 por ciento.

“Toda la zona fronteriza, precisamente por estar en frontera con Estados Unidos, ya tienen un comercio mucho muy difícil para competir con los americanos.

“En el caso de Nuevo León, que tenemos frontera con Texas, ¿qué creen que va a pasar en la zona fronteriza?, desocupación, menos ventas (…) va a acabar con muchos negocios”, explicó.

Dijo que aumentaría el flujo de las personas que viven en la zona norte hacia el vecino país para realizar sus compras.

Además contrastarían con el esfuerzo del “Buen Fin” que ha dado buenos resultados a los comerciantes, indicó, para este año esperan un incremento entre un 3 y 5 por ciento en ventas y el número de negocios a participar aumentó un 15 por ciento respecto al año previo.

— ALEJANDRA MENDOZA