27 de febrero de 2013 / 04:12 p.m.

Monterrey.- La inversión privada en la operación de la Línea 3 del Metro sería de más de mil millones de pesos y no de 700 como en un principio se dio a conocer.

Aunque aún no se presenta el esquema financiero definitivo para el proyecto valuado en cinco mil 700 millones de pesos, el secretario de Desarrollo Sustentable del Gobierno Estatal, Fernando Gutiérrez Moreno, dijo que serán tres los rubros de participación privada: los vagones, el sistema de peaje y los camiones de Metrobús.

Sólo en los vagones serían más de mil millones de pesos, 17.5 por ciento de la inversión total para la construcción y equipamiento de esta línea, por lo que la participación privada estaría destinada a incrementarse.

“"El proyecto contempla que una participación privada es la adquisición vía concesión de los carros del Metro, que tienen una fuente de pago, con una parte de la tarifa.

“"El costo de los vagones del Metro está alrededor de los mil millones de pesos, éste sería junto con el sistema de peaje y una parte adicional de la iniciativa privada que es el sistema de los autobuses del Transmetro, es allí donde se contempla la participación de la iniciativa privada”", dijo.

En cuanto al sistema de peaje y los autobuses declinó definir una cantidad y afirmó que se darán a conocer al momento de presentar el esquema financiero completo.

Durante la firma del convenio para la construcción de la Línea 3 del Metro, el pasado 18 de febrero, fue el mismo secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien dijo que la participación de la Federación sería de aproximadamente cuatro mil 500 millones de pesos.

Agregó que el Gobierno Estatal colaboraría con 500 millones de pesos, y si bien el resto de la inversión sería de 700 millones para la iniciativa privada, sólo el costo de los vagones sería 42 por ciento mayor, sin contar los otros servicios concesionados.

En cuanto a la inversión federal, Gutiérrez Moreno dijo que están buscando crecer la participación del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), que según su portal electrónico, donde aún tiene tipificado el proyecto como BERTRO Monterrey: Santa Lucía- Apodaca, sería de cuatro mil 506 millones de pesos.

Esta cantidad podría haber variado con el nuevo proyecto, sin embargo, será hasta que el Gobierno Estatal dé a conocer el esquema financiero actualizado cuando se sepa de la cantidad exacta de apoyos federales.

“"Estamos buscando crecer la participación del Fonadin, y obviamente estamos buscando la aparición de participaciones federales, como ya se comentó en la visita del secretario de Comunicaciones y Transportes a Nuevo León”", dijo.

El funcionario estatal rechazó que hubiera afectaciones directas para las finanzas estatales con el esquema de inversión privada, ya que toda ella operará bajo el esquema de concesión, es decir, a riesgo del interesado.

“"Será vía concesión, el proyecto es riesgo/demanda, el riesgo lo corre el inversionista al recibir una concesión y una obligación de operar, no se corre por parte del estado"”, puntualizó el secretario de Desarrollo Sustentable.

Habría presión adicional, opina analista

La calificadora Standard and Poor’s advirtió que, de concretarse la utilización del esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP) para la construcción de la Línea 3 del Metro se ejercería una presión adicional hacia las finanzas públicas del estado en los próximos 12 a 18 meses después de iniciarse dicha obra, porque sería una erogación adicional que tendría que hacer el estado, e incluso impactaría su deuda directa.

Daniela Brandazza, analista de la firma calificadora, dijo que es importante conocer los términos en se realizarán los contratos para la construcción de la obra, a fin de determinar si es una deuda directa, o bien, un pasivo contingente (un compromiso financiero que pudiera surgir).

Explicó que si el estado resulta garante en el contrato que se establezca en el esquema podría tener una afectación en su deuda directa.

“"Si en la APP la empresa sale a pedir dinero para financiar una obra y el estado sale de garante al final del día de ese financiamiento, evidentemente es una obligación financiera indirecta para el estado.

"“Nosotros sí estamos viendo muchas presiones desde el punto de vista presupuestal en el estado de Nuevo León, entonces sí habría que evaluar qué presión adicional podría representar este proyecto (…)"”, subrayó la analista.

Brandazza dijo que es muy importante que el estado no eleve gastos adicionales para sustentar el proyecto.

“"Es muy importante para el caso de Nuevo León porque tiene un desafío importante para poder equilibrar sus ingresos y sus gastos cualquier gasto adicional definitivamente sí pudiera poner presión al equilibrio financiero del estado"”, precisó la analista de Standard and Poor’s.

Daniela Brandazza mencionó que lo más importante desde el punto de vista crediticio es cómo quedan los contratos entre el sector público y el privado, y cómo queda la distribución de riesgos en este proyecto en particular.

Claves

Los costos

- Tan sólo el costo de los vagones de la Línea 3 del Metro ascendería a unos mil millones de pesos, reveló el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno.

- Señaló que estarán en este paquete de Asociación Pública-Privada el sistema de peaje y los camiones del Transmetro.

- Aunque una analista consideró que este sistema podría traer afectaciones a las finanzas estatales, el funcionario lo descartó al señalar que el riesgo lo correrían los inversionistas, al recibir una concesión y una obligación de operar.

DANIELA MENDOZA LUNA Y ALEJANDRA MENDOZA