18 de febrero de 2013 / 07:29 p.m.

Monterrey • Tras percibir un repunte en los delitos, principalmente los homicidios durante enero del 2013, la Iniciativa Privada exigió al Gobierno del Estado y los alcaldes metropolitanos no relajarse en el combate al crimen.

Esta mañana, Coparmex, Caintra y Ccinlac, presentaron los resultados del Semáforo del Delito correspondiente a enero del 2013, en los que advirtieron la comisión de 109 homicidios durante el citado período que ponen al área metropolitana de Monterrey como una de las más peligrosas a nivel internacional.

José Mario Garza, director de Coparmex, indicó que durante enero se cometieron 3.5 homicidios dolosos al día en Nuevo León, lo que representa un caso cada siete horas.

De éstos, 78 homicidios se registraron en el área metropolitana para un promedio de 2.5 casos por día.

“El área metropolitana de Monterrey ocupa el lugar 47 de entre 50 ciudades catalogadas como las más peligrosas a nivel internacional. Con cifras como las de enero, es probable que no logremos salir de estos rankings en el 2013”, puntualizó.

Los representantes empresariales advirtieron que esto significa un impacto directo a la Marca Monterrey y desincentiva las instalaciones de nuevas inversiones.

Guillermo Dillon, director general de Caintra, precisó que los delitos socio-familiares también registran un disparo importante y en los últimos cinco años no se había presentado un mes de enero con tantos casos.

Puntualizó que al arranque de este año se dio un incremento del 58 por ciento en la violencia familiar comparado a enero del 2012, las violaciones aumentaron 40 por ciento y las lesiones 52 por ciento para el mismo período.

“En específico los municipios con mayores tasas de violencia familiar por cada mil hogares son Juárez, seguido por García y en tercer lugar Monterrey, en cuanto a las violaciones Santiago tiene la tasa más alta con casi 10 violaciones por cada mil habitantes”, precisó.

Durante la rueda de prensa reiteraron el llamado para que a pesar del ligero repunte general que tuvo el Estado en el 2012, los tres niveles de gobierno no bajen la guardia en la coordinación y el combate a la inseguridad.

LUIS GARCÍA